Connect with us

Reportajes Especiales

Propósitos de año nuevo ¿cómo evitar que se conviertan en deseos?

Published

on

Iniciar un nuevo año es una nueva oportunidad para dar paso a esos cambios que podrían significar mayor satisfacción en la vida de las personas, luego de celebrar la tradición de las 12 uvas y fijar los propósitos para el año nuevo, lo que sigue es llevar la ilusión a la realidad.

Bajar de peso, dejar de fumar o tomar, ahorrar, hacer ejercicio y viajar son algunos de los propósitos más comunes de las personas, quienes buscan hacerlos realidad durante los 365 o 366 días que tiene el calendario. Después de enero la ilusión de lograrlos comienza a desaparecer para muchos, pero otros más los alcanzan con éxito.

Abril Suárez, comparte que el año pasado se propuso dar un cambio radical a sus hábitos: bajar de peso y construir un físico que le permitiera competir en fisicoculturismo; el camino no fue fácil, pero con el apoyo de su entrenador, la constancia y la actitud, pudo cumplir con su objetivo.

«Platicando y con el apoyo de mi entrenador nos pusimos como propósito bajar de peso, pero no solamente bajar de peso, sino construir un físico que pudiera entrar a competir en el fisicoculturismo, entonces fijamos una meta, buscamos una competencia y empezamos a trabajar con eso, bajé aproximadamente 13 kilos de grasa en seis meses, empecé bien, bien, la dieta en febrero, porque sabemos que enero es un mes trampa, entonces en febrero empecé la dieta y para agosto yo ya estaba en competencias en Querétaro y en el Distrito Federal».

Consciente de lo que significa plantearse nuevos propósitos, por la determinación y las decisiones que las personas deben tomar, este año se ha fijado como metas tener una mejor administración de sus gastos, leer, tomar algún curso y viajar fuera del país.

«Este año entre algunos de mis objetivos o propósitos que tengo, hay algunos que están un poco tangibles, pero hay otros que creo que dependen en gran medida de las decisiones que nosotros tomemos y de la fuerza que pongamos en conseguirlos algunos podrían ser por ejemplo: quisiera administrar mis gastos, dedicar más tiempo a la lectura, entrar a clases de algo, ya sea para mejorar los idiomas que más o menos sé o aprender algo nuevo, y algo que es muy común es viajar».

Abril señala que cumplir con los propósitos requiere trabajo y disciplina, pero fijarse metas reales y a corto plazo pueden hacer la diferencia,.

Otro caso de éxito es el de Italia Gutiérrez, quien afirma que nunca ha sido de las personas que hacen grandes listas de propósitos, refiere que tres, dos o uno pueden llevar a la satisfacción si se destina el esfuerzo necesario.

Con orgullo comenta que en 2017 se propuso emprender un viaje que le cambiaría la vida y la llevaría hacia un camino diferente.

«En ese año decidí emprender un viaje que yo planifiqué desde el inicio, fue un viaje que desde que dije: voy a dejar mi trabajo, voy a irme de viaje tanto tiempo, y voy a elegir yo qué lugares quiero visitar, cuánto tiempo quiero estar ahí (…) y más que un propósito fue un reto, y ese viaje me cambió bastante, cuando yo regresé tenía una idea muy diferente de lo que yo quería, entonces me ayudó mucho, pues fue un parteaguas para decir: okey, siempre has sido un tanto cuadrada, un tanto sujeta a seguir el mismo camino, me costó trabajo dejar de lado la costumbre y pues tomé un camino totalmente diferente».

En 2018, su principal propósito fue bajar de peso, y con una buena alimentación y ejercicio en 4 meses y medio bajó 10 kilos.

En 2019, su propósito está centrado en los retos que trae consigo la independencia, administrar su tiempo, gastos, cuidar su salud, mantener su trabajo y cumplir con las nuevas responsabilidades, ella lo resume cómo hacer las cosas bien.

«Con hacer las cosas bien me refiero con aspectos muy importantes para mí, uno de ellos es no descuidar mi alimentación, no descuidar en este caso las responsabilidades que ahora se me suman que tienen que ver mucho con esta parte de tener una administración de mis tiempos, una administración en la parte económica y una administración en mi vida social (…) no descuidar ninguno de estos aspectos de mi día a día porque sé que si descuido alguno van a empezar a surgir diversas cosas que no me van a agradar entonces este año es un reto para mí».

Fijar metas realistas y generar una ruta de lo que vas a hacer en tiempos determinados pueden llevar a la satisfacción de cumplir tus propósitos ¡sí se puede!

Por: Iraí Silva

Continue Reading