Vivir trabajando sin descansar, casi le quita la vida

0
126

Un hombre que trabajaba todo el tiempo compartió su experiencia en LinkedIn con una foto desde la cama de un hospital. El protagonista de esta historia -Jonathan Frostick- sufrió un infarto derivado al estrés laboral. Por ello, al sobrevivir decidió auto-regalarse algunos compromisos para priorizarse.

En pleno domingo, se sentó frente a la computadora para preparar la semana de trabajo. Jonathan Frostick se desempeñaba como director de programas de un banco de inversión de Londres. De un momento a otro comenzó a sentirse sofocado, los oídos comenzaron a palpitar y el dolor en el pecho apareció. Tuvo un infarto.

Según contó, desde el hospital se dio cuenta que debía cambiar su forma de trabajar. Asimismo, escribió que desea pasar más tiempo con su familia, pues «la vida es demasiado corta». Su publicación de inmediato recolectó más de 200 mil likes y más de 10 mil comentarios. Y es que se sintieron identificados por el estrés laboral.

Ante el éxito de la publicación, Frostick agradeció a las personas que le comentaron. Escribió un post con lo siguiente: «¿Quién soy? Es como un acertijo que mi mente no puede resolver. Ya no tengo ni idea de quién soy. Esto va a llevar algún tiempo… ¿Puedes responder quién eres?».

Milenio