Francia acelera la vacunación ante aplicación de certificado sanitario obligatorio

0
101

Más de cuarenta millones de personas han recibido en Francia al menos una dosis de la vacuna contra COVID-19, anunció el presidente Emmanuel Macron, cuyo proyecto de ley a favor de la instauración de un certificado sanitario obligatorio para entrar en lugares públicos ha sido aprobada por el Parlamento.

Entre esos 40 millones de primovacunados destacan los cuatro millones suplementarios que se han sumado en los últimos quince días, tras el anuncio de Macron sobre la introducción del certificado, opción respaldada por 76 por ciento de la población, según los sondeos, pero que encuentra una fuerte oposición en ciertos sectores.

“Todos juntos venceremos al virus. ¡Seguimos!”, escribió el presidente francés en Twitter, donde detalló que casi 60 por ciento de la población tiene al menos una vacuna.

La medida del certificado sanitario, que compromete a todos los ciudadanos a presentar un documento de doble vacunación, un test negativo reciente o una prueba de haber tenido el virus en los seis meses previos, ha recibido ya el voto de los parlamentarios, tras su paso por el Senado este fin de semana y la introducción de algunas modificaciones.

Tras comenzar a ser aplicado en museos, cines y otros establecimientos culturales y deportivos desde el 21 de julio, la aplicación del proyecto de ley -que debe aún ser revisada por el Consejo Constitucional antes de su promulgación- extenderá su uso a bares, restaurantes, cafés, ferias profesionales y transportes de larga distancia.

López Dóriga Digital