Urraca fue adoptada por una perrita y ahora ladra como ella

0
174

En redes sociales podemos encontrar todo tipo de historias que involucran a mascotas haciendo alguna cosa insólita o graciosa, esta historia es una de ellas.

La protagonista de esta curiosa historia se llama Molly y es una urraca que ha aprendido a «ladrar» después de que una perrita la adoptara como su propia hija.

En septiembre del año pasado, Molly estuvo a punto de morir tras ser abandonada a su suerte por sus padres cuando aún era una cría. Pero, por suerte, Peggy, una dulce perrita inglesa, la vio y alertó a sus dueños para que la rescataran.

Peggy, que tiene un año, cuidó de Molly como si fuera su propio cachorro y, gracias a su ayuda y la de sus dueños Juliette, de 45 años, y Reece, de 52, la urraca se recuperó por completo.

Ahora, según Juliette, Molly se cree que es un perro e, incluso, ha empezado a ladrar como ellos, tal y como se puede ver en las imágenes.

Excélsior