Conéctate
https://rrnoticias.mx/wp-content/uploads/2019/11/adsmart.jpg

Entretenimiento

A solas con Gloria Estefan: su nuevo álbum de samba brasilera y el origen del racismo

Publicado

en

Publicidad

La cantante cubana radicada en Miami le dio una entrevista exclusiva a Teleshow en la que contó cómo es su nuevo trabajo, pero además se metió en temas profundos como la libertad y la injusticia

A la samba en un momento trataron de clausurarla porque pensaban que los esclavos se estaban comunicando a través de sus tambores y sus ritmos. Cuando les dieron la libertad, aplastaron su música porque no querían que los esclavos se organizaran. Era por el miedo que tenían los políticos que hicieron ilegales los instrumentos de samba, trataron de callar la música y eso es imposible”, dice Gloria Estefan con la misma pasión con la que canta. Hablar de tribus africanas, de Brasil, de su Cuba natal, la llena de energía. Hablar de falta de libertad, racismo e injusticias, la llena de vigor.

Gloria Estefan estuvo siete años sin sacar nuevo material y ahora vuelve con Brazil305, un álbum en el que rinde honores a la música brasileña que tanto ama. También vuelve con un documental, Sangre Yoruba, que estrenará a fin de año o en 2021, y con un programa para Facebook Watch en el que tocará temas tan íntimos como la sexualidad de su hija Emily o el divorcio de su sobrina Lili, con las protagonistas en la mesa. Dice que se cuida la piel “como no eres capaz de imaginarlo” desde los veintipico, agradece los genes que le tocaron, tiene un nieto llamado Sasha que es “lo más delicioso del mundo”, tiene toda la energía de la Tierra y puede hacer todo lo que se le da la gana físicamente… También con la música.

El 1 de septiembre Gloria Estefan cumplió 63 años, lleva más de 40 cantando de manera profesional y más o menos lo mismo al lado de Emilio Estefan, su esposo y socio musical. Juntos en Miami Sound Machine, la banda con la que revolucionaron la música pop en los Estados Unidos y luego con la carrera solista de ella, han sido la pareja más duradera y exitosa de la industria discográfica.

En la vida de Gloria hubo accidentes, pérdidas, desarraigos, que ella ha convertido en historias, en canciones, en lecciones. Basta con preguntarle ¿cómo estás? Para que la respuesta venga con un plus: “Yo estoy muy bien, saludable, la familia también, y créeme que para mí siempre ha sido lo máximo, acuérdate que yo en el 90 me quedé paralizada (N de la R.: Sufrió un accidente en el bus de gira que casi le cuesta la vida), mi padre estaba en silla de ruedas y yo desde niña ya sé que la salud es lo más valioso que uno tiene y cuando uno está bien, el resto nos lo buscamos, pero tener salud es lo primordial y más en estos momentos que el mundo ha vivido esta locura de COVID, la separación de las familias, ha sido duro para todo el mundo».

—¿Cómo es tu conexión con Brasil, desde Miami, y por qué decidiste hacer este disco?

—En Miami hay una grandísima comunidad brasilera, pero esa no es la razón. Cuando yo era chica, mi madre tenía sus discos, llenaba la casa de música y su colección era muy ecléctica. No se la pudo traer a Miami porque solo nos pudimos llevar una maleta, pero mi abuela me mandaba compota de mango, que no la vendían aquí (en Miami). Entonces ella iba a ver a los pilotos de aviación de Cuba con una caja de compotas de mango y les ponía los discos adentro para enviárselos a mi mamá. Así fue que mi mamá compró un tocadiscos chiquitico y pasaba el día poniendo música, y además de Celia Cruz, Cachao, Olga Guillot, también ponía los americanos Nat King Cole o Frank Sinatra, me ponía la música de Carmen Miranda, Elis Regina, (Tom) Jobim, y yo crecí amando a la música brasilera. Cuando entré al grupo hice que aprendieran canciones como “Corcovado” “Desafinado”o “Chica de Ipanema”. En el ´83 hicimos (con Miami Sound Machine) un disco llamado Río en el cual hice con letras en español grandes éxitos brasileros, entonces cuando Afo Verde de Sony vino con esta idea sabiendo mi trayectoria con la música brasilera, hacer mis temas famosos mundialmente en estos ritmos y grabarlos en Brasil, con músicos brasileros, a mí me entusiasmó muchísimo. Le dije que quería hacer cosas nuevas también, por lo menos cuatro canciones, y la idea de este disco es… Si yo hubiera nacido en Brasil, ¿cómo hubiese sido mi música? Hicimos un documental allá, donde estuvimos un mes, explorando las raíces de la samba y cómo Cuba y Brasil comparten la tribu yoruba de África, que fue llevada en esclavitud a ambos lugares y a raíz de que en Cuba había ingleses, franceses y españoles, y en Brasil había portugueses, fue que la raíz africana evolucionó en diferentes formas. La raíz es similar no solo en Cuba y Brasil, en todo Latinoamérica, en todos nuestros países, entonces cada vez que yo puedo hacer algo que explora nuevas formas de cómo la música nos une como seres humanos para mí es una belleza. Y le puse 305 porque yo adoraba el disco Brasil 66 de Sérgio Mendes y 305 es el código postal de Miami, entonces era como un puente de Miami a Brasil por eso escogí ese nombre y grabé “Magalenha” que es una de las primeras canciones que Carlinhos Brown le escribió a Sergio Mendes, que fue inspirada en la madre de Carlinhos Brown, Magdalena. Y pude hacer el dueto con él, es la única que grabé en portugués y que cierra el disco. Fue lo último que grabé.

—Solo vos podés cantarla tan rápido como Carlinhos, y en portugués. Tiene un estribillo incluso más rápido que tu megahit “Conga” …

—¡Sudé la gota gorda! Estaba Carlinhos ahí en el estudio y también traje una muchacha que habla los dialectos, porque en Brasil hay diferentes dialectos, y yo quería que Carlinhos estuviera contento con mi pronunciación. Yo le decía “Carlinhos me lo has hecho imposible” ¡Es la versión más rápida que ha hecho de su canción! ¿Tenía que hacerlo tan rápido? (Risas) Quedó chévere, pero no fue fácil, me esmeré en que estuviera la pronunciación correcta… Me ayudó haber cantado “Conga”, pero Dios mío… ¡Qué difícil!

—Con este disco elegís homenajear a Brasil, un país que está pasando por un momento político y social muy tenso, y mientras el resto del planeta se une en la consigna Black Lives Matter… ¿Cómo se combina en vos todo ese compromiso social con la alegría de un disco para bailar y divertirse?

Seguir leyendo