Conéctate
https://rrnoticias.mx/wp-content/uploads/2019/11/adsmart.jpg

Mundo

Queman muñecos de gays en carnaval de Croacia

Publicado

en

Publicidad

Causa conmoción en Croacia la quema de muñecos que representaban a una pareja gay durante un carnaval en la ciudad de Imotski

La quema en un carnaval de Croacia de muñecos que representaban a una pareja gay que sostiene a un niño, provocó conmoción este lunes en el país, empujando a grupos de defensa de derechos humanos a denunciar a los organizadores de la manifestación.

El incidente ocurrió el domingo en la pequeña ciudad de Imotski (sur) en presencia de cientos de personas, entre ellas muchos niños, dos semanas después de que la Corte Constitucional de Croacia decidiera que las parejas del mismo sexo tenían derecho a acoger a niños.

La decisión se adoptó tras un acalorado debate en este país de 4.2 millones de habitantes, miembro de la Unión Europea desde 2013 y donde la Iglesia católica ejerce fuerte influencia.

La asociación de padres del mismo sexo Familias Arco-Iris anunció que presentará una denuncia por «incitación pública al odio y la violencia» durante el carnaval.

Las horribles escenas en Imotski no pueden en ningún caso ser justificadas por la tradición del carnaval», declaró Daniel Martinovic, jefe de esa organización.

Seguimos siendo conservadores y apegados a la tradición. Un niño debería estar bajo custodia de una madre», declaró a un medio de comunicación local uno de los organizadores, Milivoj Djuka.

Un acto triste, inhumano y completamente inaceptable disfrazado bajo la máscara de las festividades del carnaval», reaccionó el presidente croata, Zoran Milanovic, en su cuenta de Facebook, y pidió a los organizadores disculparse.

El incidente de Imotski no es el primero de ese tipo.

En 2018, un ejemplar del primer libro publicado en Croacia sobre familias homoparentales fue quemado durante un carnaval.

A pesar de la influencia de la Iglesia católica en el país, las parejas homosexuales adquirieron en 2014 el derecho a la unión civil con las mismas potestades que las parejas heterosexuales casadas, excepto la adopción.

Excélsior

Seguir leyendo