Conéctate
https://rrnoticias.mx/wp-content/uploads/2019/11/adsmart.jpg

Viral

Macan, el hermano mayor del 911 Carrera

Publicado

en

Publicidad

Mismo ADN, pero mayor espacio y comodidad en el SUV de Porsche

CIUDAD DE MÉXICO.
Subirse al Macan S de Porsche es una experiencia verdaderamente reconfortante. El diseño del interior y el espacio que proporciona lo hacen único entre el segmento SUV del mercado. Pero más allá de eso, la estética convierte a este super deportivo en el hermano mayor del 911 Carrera S de Porsche.

Al abrir la puerta del Macan, es imposible no sentir la comodidad de sus asientos forrados en piel y paletas de cambio en aluminio. Si bien la versión 2019 no se trata de una nueva generación, lo cierto es que los cambios en el exterior se aprecian de inmediato, sobre todo en el rediseño de la parte frontal donde destacan los faros LED y la enorme parrilla por la que el aire fluye para refrigerar el motor, así como por las tomas de aire en los extremos inferiores de la fascia.

La parte trasera ya cuenta con el panel de iluminación que se extiende de lado a lado de la cajuela, el cual se estrenó con la más reciente generación del Boxster 718. Las salpicaderas ensanchadas permiten acomodar un juego de rines de aleación de 21 pulgadas Sport Classic Wheels terminados en negro brillante, disponibles de manera opcional y por los cuales se deben agregar a la factura 92,877 pesos.

Con todos estos aditamentos, la misión de llevar a este SUV alemán al máximo rugido que produce el motor V6 de 3.0 litros turbocargado es una tarea sencilla, pues su amplitud no sacrifica la agilidad compartida con el 911 Carrera S.

El sonido del motor y el soplido del turbo llenando de aire los pulmones del propulsor, se filtra al interior para alimentar armónicamente el oído mientras su carrocería devora metro a metro cualquier camino que tenga enfrente.

Cuando el velocímetro anuncia 200 km/h, pisar el freno sólo confirma que sus capacidades de reacción son las mejores, aunque sería preferible que el Macan S tuviera alas para seguir levantando el vuelo hacia el horizonte.

Desde el puesto de mando llama la atención la gran cantidad de botones de la consola central (23 en total), que de algún modo remite a la cabina de un avión y permiten manipular desde el ajuste eléctrico de los asientos y el aire acondicionado, hasta regular la altura de la suspensión.

Para esta actualización, la pantalla táctil a color del sistema de infoentretenimiento creció de 7 a casi 11 pulgadas y el volante se asemeja mucho al del 911, mismo que cuenta con un “botón de la felicidad”, una perilla en el extremo izquierdo que no sólo sirve para seleccionar los modos de manejo, sino que, además, al presionarlo exprime todo el potencial del motor durante 20 segundos.

Definitivamente, los ingenieros de Porsche hicieron un gran trabajo en el Macan para aumentar el confort y su deportividad, y de esta forma conseguir un punto de equilibrio perfecto entre un manejo de uso diario y dinamismo.
Tan seguros estamos de ello que el buen aplomo que muestra en todo momento te sorprenderá y te hará sentir orgulloso de haber elegido el Macan S.

Motor
Tipo: V6 3.0 litros turbocargado
Transmisión: Automática PDK 7 velocidades

Equipamiento
Asientos: Forrados en piel con ajuste eléctrico; segunda fila abatible.
Volante: Forrado en piel, multifunción, ajustable y con paletas de cambio.

Entretenimiento
Sistema con pantalla táctil a color de 10.9 pulgadas con radio AM/FM/CD/MP3/DVD/USB/AUX, Bluetooth, conectividad Apple CarPlay.

Más equipo
Aire acondicionado de doble zona, faros LED con encendido y apagado automático y luces LED diurnas, rines de aleación de 22 pulgadas, cámara de reversa, escape con puntas dobles cromadas, quemacocos panorámico eléctrico, rieles de carga en el techo, espejos exteriores eléctricos con luz direccional integrada.

Excélsior.

Seguir leyendo