Conéctate

DESTACADO

Llama Evo a diálogo; Mesa lo rechaza

Publicado

en

Publicidad

El Presidente de Bolivia, Evo Morales, llamó este sábado a la Oposición a instalar una mesa de diálogo en busca de la pacificación del país, inmerso en una grave crisis política y social desde las pasadas elecciones.

Morales compareció ante los medios por primera vez desde que el día antes comenzaron a amotinarse unidades de la Policía, a la que exigió que cumplan con su papel constitucional.

En tanto, el opositor Carlos Mesa rechazó la invitación del Mandatario en un video publicado en su cuenta de Twitter.

«El tiempo ya pasó. No tengo nada que negociar con Evo Morales», indicó Mesa.

«Le toca hoy tomar una decisión, le toca escoger el camino que usted quiera para dejar el Gobierno (…) Es usted el que debe dar una respuesta».

Policías que custodian los exteriores del Palacio Presidencial en La Paz se replegaron el sábado a sus cuarteles y los manifestantes ingresaron pacíficamente hasta las puertas de la casa de Gobierno en medio de una crisis policial que estalló el viernes.

El Presidente no se encontraba en su despacho.

La crisis política derivada de las elecciones del 20 de octubre, en las que Morales se declaró ganador en medio de señalamientos de fraude, detonó un motín policial en varias regiones la noche del viernes.

La rebelión policial se trasladó el sábado a la capital política del país, por lo que  La Paz quedó sin patrullaje en las calles y con los agentes del orden replegándose a sus cuarteles.

Ello obligó a que fueran evacuados los funcionarios del edificio, que sólo quedó bajo custodia de la guardia presidencial militar en sus interiores.

Minutos después, los manifestantes abandonaron la plaza de armas pacíficamente y se apostaron fuera de las barras de protección.

Desde que estalló la crisis tras los comicios, tres opositores han muertos en violentos enfrentamientos callejeros con seguidores del Mandatario y más de 100 resultaron heridos.

Desde el viernes en la noche, los manifestantes opositores que reclaman nuevas elecciones y la renuncia de Morales optaron por no enfrentarse con la policía y, por el contrario, los alientan a amotinarse y les entregan bebidas.

Por su parte, el líder cívico de la Oposición Luis Fernando Camacho respaldó a los policías amotinados.

«Están apoyando a su pueblo, todos queremos la unidad, la pacificación del país y la defensa de la democracia», señaló.

Camacho, presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, llegó a La Paz para articular apoyo y se propone entregar una carta de renuncia a Morales el lunes.

Morales rechazó acusaciones de fraude y ha llamado a la Organización de Estados Americanos (OEA) a realizar una auditoria electoral cuyo informe se conocerá la próxima semana.

Los opositores lo acusan de alentar la confrontación al llamar a sus bases a defender los resultados de los comicios en las calles.

Por su parte, el ex Presidente Carlos Mesa, segundo en los comicios según en los cómputos, rechazó las acusaciones de golpe de Estado y dijo que el Gobierno estaba dando la espalda a una solución pacífica.

Desde los comicios del 20 de octubre, el país vive en convulsión social con multitudinarias marchas y manifestaciones callejeras en contra y a favor del Mandatario que aún mantiene un importante apoyo sobre todo en sectores rurales indígenas y en barriadas.

Tras 14 años en el gobierno, Morales llegó con la popularidad mermada a los comicios para optar por un cuarto mandato.

Fuente: Reforma