Inicio / Portada / Limitar artículos de plástico: entre el cuidado ambiental y la afectación económico
Limitar artículos de plástico: entre el cuidado ambiental y la afectación económico

Limitar artículos de plástico: entre el cuidado ambiental y la afectación económico

 

Mientras en el sector económico la industria de los plásticos representa inversión y generación de empleos; en materia ambiental, representa contaminación y cambio climático. Situación por la cual, en los últimos meses se ha despertado un fuerte debate, principalmente en el estado, que es uno de los pioneros en prohibición de las bolsas de acarreo.

La agrupación Greenpeace, ha señalado que en México las personas utilizan 650 bolsas de plástico al año con una vida útil de apenas 12 minutos y más de 100 años para biodegradarse. Mientras que la ONU, refiere que en la última década se produce más plástico que en el siglo pasado, de esta cantidad, el 50 por ciento del plástico es de un solo uso.

Sin embargo, hay entidades donde la industria del plástico tiene una gran relevancia, como lo es Querétaro. Toda vez que, tan solo, las 55 empresas que integran el Clúster de Plásticos del estado, brinda trabajo para 14 mil personas y participa con el 30 por ciento de la manufactura.

En 2018, el municipio de Querétaro implementó la prohibición de bolsas de acarreo, dicha medida tuvo un impacto económico para las empresas del ramo, que van del 15 al 30 por ciento de pérdidas, aseguró Venancio Pérez Gómez, presidente del clúster de plásticos en Querétaro.

Ya en 2019, el municipio de Corregidora se sumó a esta prohibición. Ambos municipios, ahora prohíben las bolsas de acarreo, los popotes y los artículos desechables.

El empresario, destacó que la gran cantidad de los artículos que utilizamos en la vida cotidiana están hechos de plástico, por lo que se debe hacer conciencia sobre la importancia que tiene esta materia en nuestras vidas y no solamente “satanizarlo”.

Sobre la petición de hacer biodegradables las bolsas, así como los artículos de unicel que se buscan limitar, el empresario destacó que, como contrapropuesta para los gobiernos, solicitar que las autoridades implementen medidas de reciclaje en sus sistemas de recolección.

“Por ejemplo, en la construcción: todas las tuberías, los ductos y eso son de plástico; pero si ven las lonas y todo eso también, en la agricultura, todo es de plástico”.

En contraparte, Teresa Roldán, activista queretana que se ha manifestado a favor de la propuesta de prohibir las bolsas de plástico, el unicel y los popotes, puntualizó que, si bien hay afectaciones a las economías, es necesario hacer conciencia que el plástico nos está invadiendo y nada es más importante que el medioambiente.

La ecologista señaló que la entidad está a tiempo de proteger el medioambiente que es un patrimonio de todos los humanos, y si se continúa por el camino actual, las repercusiones ambientales no tendrán precedentes, algunas de ellas ya se están viendo a nivel internacional.

“De ahí para adelante debemos ir generando un cambio de conciencia en cada uno de los habitantes, estamos pensando que vivir es producir o tener, pero no estamos pensando en que debemos generar el estado amable que necesitamos. El plástico ya nos tiene abrumados, si vemos en nuestra casa ya estamos abrumados porque el plástico nos ha ido invadiendo poco a poco”.

A nivel internacional, Chile es el único país que tiene este tipo de políticas públicas en Latinoamérica. Mientras que, en Europa, España se han comprometido a reducir en 80 por ciento el uso del plástico, para 2025; y en Irlanda se aplicó un impuesto del 20 por ciento, en las compras, para los clientes que utilicen bolsas de plástico.

En México, además de Querétaro y Corregidora, Tijuana, Veracruz y la Ciudad de México tienen medidas similares.

Laura Polo Herrera, diputada del Congreso Local que impulsa la prohibición de bolsas de plásticos y materiales de unicel de un solo uso, presentó una iniciativa, que busca ser un punto medio entre el sector empresarial y el medioambiente.

En dicha propuesta, se busca generar incentivos a los empresarios que decidan transitar del plástico a los productos biodegradables, como lo pueden ser bolsas de acarreo, pues se dijo consiente de que hay consumidores que dejan de comprar por la falta de entrega de estas bolsas.

“Vemos que esta situación del comercio no se debe afectar, ni en las personas que utilizan las bolsas, ni por el número de personas que se están ocupando. Por eso creemos que es mejor hacerlo gradualmente, desde la educación, desde la modificación de estos mismos materiales, estos cambios no se dan en un solo día”.

Además, la diputada de Morena, puntualizó que no solamente es una tarea de los empresarios, sino que se trata de que la ciudadanía también haga conciencia sobre la parte que les toca, comenzando por reciclar, hasta llegar a dejar de utilizarlos y exigir artículos biodegradables.

El debate se vuelve a centrar entre el impacto económico de políticas públicas que prometen beneficios ambientales, como lo ha sido en discusiones previas como la tala de árboles o la cacería de especies que ahora se encuentran en peligro de extinción.

¿T tú has evaluado cómo te impactaría una prohibición de los plásticos cotidianos?

POR: Marco Estrada

TW: MarcoEstrada02

Scroll To Top