Dragón Rojo Jr, el luchador que entrena a policías en Iztapalapa

0
489

En un rincón de la delegación Iztapalapa, en la Ciudad de México, está la “guarida” de Dragón Rojo Jr., el gladiador que utilizó la lucha libre para superar los abusos y burlas que sufrió de parte de sus compañeros de escuela durante su adolescencia en su natal Gómez Palacio, Durango.

El luchador de la enigmática máscara roja, que en la parte frontal lleva la imagen de un diamante en honor al personaje con el que debutó en el mundo del pancracio, detalló que paradójicamente el bullying que sufrió en su adolescencia lo llevó a otro mundo lleno de golpes, el de la lucha libre.

Sufría muchas burlas por estar morenito, era el negrito, el delgadito; entonces por esos dos factores, el de estar negrito y súper flaquito, yo sufrí mucho, de niño era muy reprimido hasta un día que exploté por una golpiza que recibí. Me dije ‘ya no más’”, explicó el luchador.

Con un panorama, en el que de acuerdo con una encuesta realizada por Naciones Unidas, México es líder entre los países con mayor número de casos de bullying, en el que el 60 por ciento de los suicidios en menores de edad es a causa del abuso escolar, Dragón Rojo Jr. optó por enfocar su rabia, miedo y tristeza en el mundo del deporte.

Decidí fortalecerme físicamente para poner un alto a esas situaciones (de bullying), y al lugar donde fui a fortalecerme, era un gimnasio en el que había una escuela de lucha libre, ahí fue mi primer contacto con el mundo de la lucha libre”, detalló.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), “un alumno es objeto del bullying, o acoso, cuando está expuesto continuamente a conductas agresivas que buscan infligirle lesiones o molestias mediante el contacto físico, los insultos, la agresión o la manipulación psicológica. El acoso entraña un desequilibrio de poder y puede comprender las bromas, insultos, el uso de apodos ofensivos, la violencia física o la marginación social”.

 

LUCHABA POR UNA HAMBURGUESA O POR UN REFRESCO

 

Dragón Rojo Jr., quien es profesor de Educación Física, recuerda que al iniciar en el mundo del pancracio tuvo el cobijo de dos grandes luchadores: Dandy García y Raúl “El Loco” Díaz, quienes “lo llevaron de la mano” a conocer las técnicas necesarias en la lucha libre.

En La Laguna alternaba mi carrera de la lucha libre con la de profesor de educación física, pero la lucha libre era un hobby, era algo amateur, donde luchaba por la hamburguesa, por el refresco, luchaba gratis, funciones a beneficio, etc, no era nada profesional hasta que fui destacando”, mencionó.

La primera oportunidad que tuvo Dragón Rojo Jr. para trascender en el mundo del pancracio llegó de parte de Último Guerrero.

En una ocasión me tocó abrir cartelera, la primera lucha de un programa muy fuerte que fue de aquí de México a La Laguna, donde iban luchadores de la talla de Último Guerrero, Dr. Wagner, Negro Casas, Blue Panter, etc. Me tocó la suerte de que hay un balcón en es arena,  llegaron temprano los luchadores y se pusieron a ver las primeras luchas y a uno de ellos le llamó la atención mi rendimiento”, relató.

Al término de la función, Último Guerrero me hace un llamado, me dice ‘joven venga para acá, estuve observando su trabajo, lo felicito, aún le faltan muchas cosas por aprender y desarrollar, pero yo le veo a usted cualidades para destacar a nivel nacional, le hago una atenta invitación a que vaya a buscar una oportunidad al CMLL, que realice una prueba, yo le consigo esa prueba, ya depende de usted si la pasa”, agregó.

Dragón Rojo Jr. detalló que después de esa oportunidad dedicó totalmente su vida a la lucha libre.

Al mes de esa invitación yo ya estaba aquí en México, renuncié totalmente a mi carrera de gobierno que me dejaba muchos beneficios, seguridad social, económica, etc. Renuncié por venir a buscar mi sueño, realice mi examen contra el maestro ‘Satánico’ (…), afortunadamente la superamos y al mes de haber llegado al Consejo de Lucha Libre, me toca debutar un martes en laArena Coliseo, un 28 de octubre del 2007 como Diamante Negro’, aclaró.

 

NO QUERÍA SER LUCHADOR

 

El actual campeón mundial medio del Consejo Mundial de Lucha Libre, quien desde 2011 es dueño del cinturón en esta categoría, nunca soñó en convertirse en luchador a pesar de que su abuelo fue el primer Dragón Rojo.

Nunca me tocó ver a mi abuelo (en la lucha libre), no tuve mucho conocimiento de eso (de su carrera luchística), no me interesaba ser luchador, yo me quería ir por otro camino, por el camino de la enseñanza por eso elegí la Educación Física, pero ya cuando llegué (al CMLL) quise continuar con la tradición que había en la familia, entonces pedí a la empresa llamarme Dragón Rojo Jr., me dieron la oportunidad de cambiar el nombre en 2008 y me trajo mucha suerte ese cambio porque vino el proyecto de hacer una película de dibujos animados basado en el personaje”, explicó.

 

SE CONVIRTIÓ EN EL HÉROE DE SU AGRESOR

 

El gladiador, que se encomienda a Dios antes de subir al cuadrilátero, pero además pide porque sus rivales no salgan lesionados, detalló que el compañero que le hizo pasar malos momentos en su adolescencia, ahora es uno de sus fans más allegados.

(Cuando (el agresor) se enteró que yo era luchador le bajó mucho a su bravura y con el tiempo se acercó más a mí. En una plática me confesó que su sueño era ser luchador pero nunca tuvo la oportunidad de practicar lucha libre, entonces lo negativo que tenía hacia mí se convirtió en admiración, y a hasta el momento continuamos con la amistad; como yo tengo presentaciones en La Laguna, va, me observa y hasta me lleva a sus niños”, relató.

A pesar de que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) destaca que México se encuentra en el primer lugar de acoso escolar en el mundo, Dragón Rojo Jr. confía en que acercarse al deporte es una puerta para dejar atrás los abusos escolares.

La lucha libre fue un enfoque positivo del bullying para mí, entonces es un mensaje que puede quedar para las personas que sufren ese tipo de situaciones, es refugiarse en el deporte, en la actividad física; aparte los ayuda a tener otra mentalidad y a mejorar su autoestima”, agregó.

EL LUCHADOR QUE ENTRENA A POLICÍAS DE IZTAPALAPA

 

Dragón Rojo Jr. y Pólvora, su compañero de profesión, capacitan en técnicas de autodefensa e instruyen en acondicionamiento físico a 380 policías del Sector 56 en la delegación Iztapalapa.

De acuerdo con Dragón Rojo Jr, la invitación para que preparar a los elementos de seguridad en sus capacidades físicas y mentales llegó de parte del comandante del sector, Israel Rodríguez.

El comandante nos invitó para realizar una capacitación deacondicionamiento físico para sus elementos (…), así como una capacitación en el área de técnica de control o de sometimiento. Nosotros en el mundo luchístico manejamos mucho tipo de técnicas como son las palancas, los bloqueos, los candados, las proyecciones, los derribes, las caídas, y esos conocimientos son muy aplicables a la labor policial”, detalló.

El luchador lagunero destacó que a pesar de que no reciben un salario por realizar la capacitación hacia los policías, de todos modos acude gustoso porque es una manera de ayudar a la sociedad.

Fuimos a trabajar y efectivamente nos encontramos con ciertas carencias físicas de los elementos, algunos con sobrepeso, otros carentes de lacondición física, pero no en un grado exagerado, algo normal. Nos encontramos que si realizan actividad física porque el comandante promueve cierto tipo de actividades”, dijo.

 

TRABAJAN SESIONES DE MÁS DE DOS HORAS

 

Dragón Rojo Jr. explicó que una sesión normal de capacitación tiene una duración de dos a dos horas y media, en la que se realiza un calentamiento, un periodo en el que se hacen circuitos para desarrollar las capacidades físicas de los elementos a través de ejercicios funcionales.

Terminando esa parte del acondicionamiento físico pasamos a la técnica de control, mi compañero explica un técnica, la demuestra; yo pongo una, la demuestro”, mencionó.

El gladiador destacó que entre los policías “hay mucha motivación” de que los luchadores estén mostrando las técnicas del mundo del pancracio.

Ver a un personaje enmascarado ‘les saca el niño que llevan dentro’, ellos nos muestran su agradecimiento, su alegría. Nos piden la foto para el recuerdo, el autógrafo, y los sentimos motivados, por eso aprovechamos ese factor para el aprendizaje”, comentó.

El luchador que debutó en el mundo del pancracio con el personaje Diamante Negro aclaró que en un mes de trabajo se toparon con la sorpresa de que los elementos de seguridad están dispuestos a trabajar para terminar con la mala imagen que la sociedad tiene de ellos.

Todos están colaborando, ellos son conscientes de que la opinión de la ciudadanía está algo deteriorada hacia ellos. Por lo que he visto, por el esfuerzo que realizan, la disposición que tienen en cada sesión de trabajo están con una firme convicción de hacer que esa de la opinión de la ciudadanía cambie”, explico.

Dragón Rojo Jr. explicó que además de la preparación física, los policías reciben tips de alimentación y se les orienta sobre una alimentación balanceada.

Que cuiden su peso, que aumenten su masa muscular, que reduzcan los niveles de grasa; es una capacitación completa”, agregó.

Fuente: Excélsior