Inicio / Portada / La soledad puede ser tan dañina como fumar 15 cigarros al día
La soledad puede ser tan dañina como fumar 15 cigarros al día

La soledad puede ser tan dañina como fumar 15 cigarros al día

Si no cambia la tendencia, la soledad afectará a dos millones de personas mayores de 50 años para el año 2026 en Reino Unido, advierte la organización benéfica Age UK. Y eso sin tener en cuenta el número de personas menores de 50 años que también sufren esta situación.

“La soledad es muy personal, pero es universal. Todo el mundo sabe cómo es, pero todo el mundo la experimenta de forma diferente. Al igual que el hambre o la sed, la soledad es una sensación corporal que indica una necesidad de conexión”, ilustra Laura Alcock-Ferguson, directora ejecutiva de Campaign to End Loneliness.

No siempre es sencillo detectar los síntomas de la soledad, pero determinados cambios en los hábitos diarios, como descuidar el aspecto o el aseo personal, dejar de comer de forma adecuada y sentirse inservible son indicadores claros. Algunos cambios de rutina, como empezar a despertarse mucho más tarde de lo habitual, son señales a las que hay que estar atentos.

Existen diferentes clases de soledad, según Alcock-Ferguson:

“La soledad emocional es la que se sufre cuando se echa menos la compañía de una persona en particular, ya sea un cónyuge, un hermano o un amigo íntimo. La soledad social es la que se sufre cuando se desea una mayor red social o un grupo más amplio de amigos. Puede surgir a cualquier edad”.

La organización benéfica para la salud mental Mind recomienda a las personas que se sienten solas que se apunten a alguna clase o a algún grupo que gire en torno a alguna afición que les interese. De este modo, podrán entrar en contacto con personas con gustos similares.

Si crees que un ser querido se siente solo, posiblemente percibas los síntomas antes incluso de que esté preparado para hablar de ello o antes de que reconozca su soledad. Para Richard Kramer, subdirector general de la organización benéfica para los discapacitados Sense, la solución es muy simple: hablar.

Sin ser demasiado cargante, Alcock-Ferguson aconseja que animes al amigo o familiar que se siente solo para que piense más en sí mismo.

Una investigación de la organización Campaign to End Loneliness desveló que 9 de cada 10 personas coinciden en que los pequeños momentos de conexión, como una simple charla en el transporte o una sonrisa, sirven para combatir la soledad.

 

 

Fuente: Excélsior

Scroll To Top