Inicio / Deportes / Conquista Gustavo Ayón un título más con Real Madrid
Conquista Gustavo Ayón un título más con Real Madrid

Conquista Gustavo Ayón un título más con Real Madrid

Real Madrid conquistó su título número 34 de Liga Endesa al superar en el Buesa Arena 96-85 al Kirolbet Baskonia. El vigente Campeón de Europa y el mexicano Gustavo Ayón salieron dispuestos a prolongar su jerarquía en la competición nacional y aprovecharon las limitaciones que evidenciaron los locales.

Con este nuevo título, el Titán, quien sumó 14 puntos en el encuentro, consiguió su décimo título con el Madrid y el tercero de la Liga Endesa desde su arribo a la capital española. Dentro del amplio arsenal de recursos que gestiona Pablo Laso, ayer le tocó el papel estelar a un Rudy Fernández, autor de 27 puntos, y 17 de ellos en un segundo cuarto magistral y para la historia.

Después de trece años del mágico título logrado con el triple de Herreros, ayer de nuevo regresó el Real Madrid para coronarse en Vitoria y redondear su temporada además del título de Euroliga hace unas semanas. También fue el desquite de Pablo Laso, quien logró vencer en el duelo en los banquillos a Pedro Martínez, tras el tropiezo de hace un año, cuando entrenaba al Valencia Basket.

Como queriendo resarcirse de los horripilantes cuatro minutos con los que clausuró el tercer partido, los vitorianos salieron como auténticos caballos desbocados dispuestos a anotar esos puntos que echaron en falta el domingo.

Tras unos ajustados cinco minutos, 11-10, Matt Janning fue el referente anotador para propiciar la primera escapada vitoriana con siete puntos de colchón (21-14). Dos clásicos de la eliminatoria como Thompkins y Doncic acudieron a rescatar al Real Madrid para propiciar un mínimo daño al cerrar el primer cuarto (21-18). El segundo tuvo un protagonista estelar como fue Rudy Fernández. El alero firmó un cuarto magistral para retirarse con 17 puntos al descanso.

Rudy, estelar

El Real Madrid se movió a golpe de triple y cuatro de las cinco canastas llevaron la firma del balear. A la fiesta se sumó un inspirado Thompkins y así abrieron una cómoda brecha, 32-37, a dos minutos del descanso. Se le pasó la efervescencia inicial al Baskonia, que empezó a ofrecer síntomas de no haber llegado con frescura tras 120 minutos de la serie de trepidante baloncesto.

Voigtmann evidenció estar lastimado de su tobillo e incluso Pedro Martínez recurrió a un Granger inédito en el tercer duelo, como queriendo rebuscar aire fresco y profundidad de plantilla. Para entonces los madrileños ya habían engrasado sus resortes y alcanzaron el intermedio con 38-42 y la sensación de tener menos renta que las flojas sensaciones ofrecidas por los locales en veinte minutos.

Desapareció el baloncesto en la reanudación con un Shengelia dispuesto a cobrarse deudas anteriores. Tras una técnica señalada a Felipe Reyes, el georgiano arremetió contra Tavares en una acción fuera de lugar. Se embarró el duelo y además el gigante de Cabo Verde cometió su tercera falta.

En el bando contrario el técnico local optó por llevar a Shengelia al banquillo para rebajarle la temperatura. Ni siquiera con estas artes logró el Baskonia sacar de la fijación a los de Pablo Laso de regresar a Madrid con una nueva liga en el zurrón. En el ecuador del periodo la renta era siete puntos, 45-52, ante un conjunto azulgrana tratando de buscar la manera de hincar el diente a los madrileños.

Dos triples seguidos de Janning y Shengelia fueron una señal de resistencia local, 51-52, pero en la segunda mitad del tercer cuarto, los madrileños interpretaron una partitura perfecta con variedad de recursos y un Rudy magistral, autor de 22 puntos a estas alturas del duelo.

Con un parcial de 6-13 llegaron a poner tierra de por medio, 57-65, para encarar los últimos diez minutos de la temporada. No se libraron de padecer la última acometida vitoriana, pero Doncic sentenció con un discutido triple que hizo el 78-84 para enfilar al Real Madrid al título.

Fuente: Marca Claro

Foto: Especial

Scroll To Top