Inicio / Nacionales / Así ha sido el impacto de las TI en los hogares mexicanos
Así ha sido el impacto de las TI en los hogares mexicanos

Así ha sido el impacto de las TI en los hogares mexicanos

Las Tecnologías de la Información (TI) no solo han cambiado el desarrollo de las industrias, sino también la vida cotidiana de millones de mexicanos.

¿Cómo se encuentra México en la adopción y el acceso a Tecnologías de la Información (TI) en los hogares? ¿Nos encontramos viviendo el fin de las computadoras y el inicio de la era de los dispositivos móviles? ¿Qué podemos esperar para el futuro en este aspecto?

¿Qué tanto ha avanzado México en el uso y adopción de tecnologías de la información, sobre todo en los hogares?

Durante 2017, se ha observado un avance en la proporción de personas mayores a seis años que acceden al servicio de Internet, al pasar de un 59.5%, en 2016, principalmente en las zonas urbanas, a un 63.9%, durante el año pasado, de acuerdo con la Encuesta sobre Disponibilidad y Uso de las Tecnologías de la Información en los Hogares 2017, que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en colaboración con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y el Instituto Federal de Telecomunicaciones.

Considerando también que esta misma encuesta arrojó que, en 2017, 72% de la población de seis años o más utiliza el teléfono celular y ocho de cada diez disponen de un celular inteligente (colocándose en 64.6 millones los usuarios que poseen un smartphone), podemos concluir que, en la actualidad, un mayor número de personas tiene la posibilidad de conectarse a Internet y tener acceso a otras tecnologías.

¿El que en México, por ejemplo, usemos menos computadoras que en 2016, de acuerdo con el Inegi, representa un avance o un retroceso en la adopción de nuevas tecnologías?

Si bien la proporción de hogares que disponen de computadora registró un descenso de (-) 0.2 puntos porcentuales, al pasar de 45.6%, en 2016, a 45.4%, en 2017, esto no necesariamente significa un retroceso, ya que este fenómeno obedece, principalmente, al costo que este dispositivo representa.

58.2% de la población indica que no cuenta con una computadora por falta de recursos económicos, 1.8% puntos menos que en 2016, o bien porque han adoptado el teléfono celular u otro dispositivo para conectarse a Internet. Aunque el número de usuarios de computadoras se haya reducido esto no significa un retraso tecnológico relevante.

Sin embargo, la Encuesta de Consumidores Móviles Globales de Deloitte de 2016 arrojó que en cuanto a los dispositivos preferidos para realizar 15 diferentes actividades digitales y de medios, como mirar TV en vivo, ver videos, hacer videollamadas, realizar compras en línea, revisar cuentas bancarias, leer noticias, etc., la computadora portátil o de escritorio tiende a ser la primera opción más común para un poco menos de la mitad de los encuestados, lo que nos lleva a concluir que las computadoras cumplen un propósito diferente.

Tomando todos estos datos en consideración, podemos deducir que la computadora personal está lejos de ser olvidada y continúa siendo un dispositivo importante, muy extendido, valorado y con presencia en los colegios o empresas, por tanto, es probable que estemos más cerca de ser la generación post-TV que la generación post-PC.

¿Qué podemos esperar en el futuro en lo que se refiere a uso y adopción de nuevas tecnologías en México?

La adopción de nuevas tecnologías enfrenta algunos retos importantes en México. Por un lado, se debe garantizar la capacidad suficiente de la infraestructura de telecomunicaciones para transmitir datos. Por otro, es necesario encontrar esquemas para proteger las grandes cantidades de información generadas desde los dispositivos.

Desde el punto de vista empresarial, lo que se tiene que hacer es promover los esquemas de inversión pública y privada que permitan desarrollar aplicaciones innovadoras, que incentiven la adopción de nuevas tecnologías, así como para la expansión y actualización de las redes de telecomunicaciones. Para el consumidor final, el contar con opciones que incluyan nuevas tecnologías empaquetadas con un servicio, a un precio accesible, puede aportar mucho dentro de una estrategia de penetración en el mercado.

 

Fuente: Excélsior

Scroll To Top