Inicio / Reportajes Especiales / Apicultura, la dulce actividad que debe ser rescatada
Apicultura, la dulce actividad que debe ser rescatada

Apicultura, la dulce actividad que debe ser rescatada

La apicultura es una actividad dedicada a la crianza y cuidado de las abejas, por medio de esta se obtienen productos como la miel, jalea real, propoleo, cera y polen.

De acuerdo con el presidente de la Asociación Nacional de Médicos Veterinarios Especialistas en Abejas, José Ordonel Torres Bocanegra, México ocupa el quinto lugar en el mundo como exportador de miel a la Unión Europea, resalta que en 2015 tuvo un récord histórico con una producción superior a las 57 mil toneladas.

“México como ustedes saben, México es uno de los exportadores a la Unión Europea, ocupamos el quinto lugar como exportador y los años que han favorecido es el 2015, en el cual se rompió un récord de una producción superior a los 57 mil toneladas de miel, lo que fueron exportadas 32 mil toneladas, trayendo una derrama económica de 145 mil millones de pesos”.

Pese a ello expresa que la actividad se ha visto frenada por distintos factores, desde cuestiones relacionadas con el cambio climático y el tratamiento de los productores, hasta las condiciones naturales.

“Se atañen a varios factores en el cual ocasionado por el medio ambiente, el cambio climático, las ondas sonoras que han afectado y también las ondas sonoras y principalmente al mal manejo que se le da por parte de los productores, a veces las abejas como todo ser humano necesitan de su alimentación y como vemos que es un insecto no vamos al campo, principalmente en las épocas críticas, que son las épocas de lluvia que no se les da alimentación, las abejas emigran de su colmena dejando todo en los apiarios”.

En Querétaro la apicultura es una actividad que ha ido en descenso y derivado de ello, la entidad hoy ocupa el último lugar a nivel nacional en la producción de miel, registrando de 80 a 120 toneladas anualmente, afirma el presidente de la Asociación Ganadera Local de Apicultores, Sixto Camacho Fuentes.

Además de la falta de interés por parte de las nuevas generaciones, explica que la actividad ha ido a la baja por la falta de ubicación de apiarios, que es el lugar donde se encuentra el conjunto de colmenas de los apicultores.

“Nosotros ahorita, desgraciadamente estamos en el último lugar en producción y eso es lo que nosotros queremos quitar, digo la actividad de apicultura se ha estado yendo a la baja, también por falta de espacios, la falta de la ubicación de apiarios y estamos buscando también la forma en que todo el estado, en todos los lugares que se pueda tener abejas, ubicar apiarios”, comentó.

Refiere que en los años 80s había un padrón de 35 mil colmenas y actualmente existen 5 mil 700 que pertenecen a 273 apicultores. Comenta que impulsar de nueva cuenta la producción de miel dependería de una inversión de 5 millones de pesos.

Ante dicha situación comenta que desde la Asociación se han dado a la tarea de reavivar el interés en la crianza de abejas para aprovechar sus productos.

“Nos estamos dando a la tarea en reactivar esta actividad, capacitando, dando información desde los niños, desde el kínder, escuelas, público en general para reactivar la actividad, ahorita a nuestra Asociación han entrado apicultores nuevos, jóvenes que empiezan a interesarles la actividad y eso es lo que se requiere, se requiere de que nosotros buscamos el cambio generacional, compañeros apicultores que ya somos mayores de edad. Pues ya no tenemos atrás quien nos empuje, quien continúe esta actividad”.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) designó al 20 de mayo como el “Día mundial de las Abejas” con el propósito de concientizar a la gente sobre la importancia de preservarlas.

Por: Iraí Silva

Scroll To Top