Inicio / Entretenimiento / Animación: un sector fantástico que necesita ser valorado
Animación: un sector fantástico que necesita ser valorado

Animación: un sector fantástico que necesita ser valorado

Desde el año 2003 el 28 de octubre de cada año se celebra el Día Mundial de la Animación, ya que en esta fecha se conmemora la primera proyección del Teatro Óptico (Théâtre Optique) de Emile Reynaud en 1892, en París, Francia.

La animación es todo un arte que, a pesar de su frecuente presencia en nuestro día a día, muchas veces pasa desapercibido por la falta de reconocimiento a este sector.

José Iñesta Ocampo, director general de Pixelatl, firma dedicada a la difusión y creación de animaciones, refiere que existen 2 motivos principales por lo que este sector no avanza como debiera, uno de ellos la falta de entendimiento.

“La animación debe ser un arte diferente, porque es cine, pero es más que cine, es dibujo animado, pero es más que dibujo”.

Y es que muchas veces se pretende compararla con el cine tradicional, cuando la realización de una animación requiere mayor presupuesto, tiempo y recurso humano.

En perspectiva económica se puede mencionar que para la realización de un largometraje de  80 minutos, en cine puede lograrse con un presupuesto de 25 millones mdp, mientras que para un largometraje animado, de la misma duración, se requerirían de entre 70 a 90 mdp.

“Puedes hacer un documental con una cámara y dar vueltas por alguna ciudad y ya tienes un documental, para hacer animación necesitas de 80 personas durante 18 meses para tener 80 mil dibujos animados en promedio, una persona produce alrededor de 20 segundos de animación al mes trabajando tiempo completo”.

”Lo mínimo es una tasa de refrescamiento de 24 imágenes por segundo, entonces si estamos hablando de un comercial de 5 segundos serian 5 x 24, estamos hablando de 120 dibujos, pero ya el estándar está subiendo a 30 cuadros y para contenido en internet está a 60 cuadros”,  apuntó Oscar Rodríguez quien estudia la ingeniería en animación y efectos visuales.

Otro de los obstáculos que enfrenta el sector a nivel nacional, es la falta de incentivos económicos tanto de gobierno como de inversionistas para catapultar la animación nacional; lo que deviene en la fuga de talento mexicano que busca oportunidad en otros países.

“En lugar de exportar talento, estaría increíble que se pudieran quedar en México, que pudieran tener trabajo en México, pero para poder tener trabajo en México necesitamos recursos para poder producir la películas y poder pagarles. Un animador Jr. En México está ganando entre 10 y 15 mil pesos al mes, si comparamos esto con los 4 mil dólares que les pagan en Estados Unidos o Canadá, estamos totalmente lejos de lo que tendríamos que estar como sector”, apuntó José Iñesta.

“Yo creo que aquí en México no lo es, es un mercado creciente aquí en México por el momento, en otras partes del mundo si lo es, porque tenemos los estudios americanos, o de otras partes del mundo, japonés, neozelandeses, si es un trabajo bien pagado, pero en México no es valorado ”, expreso Oscar Rodríguez.

Mientras que los fanáticos añaden que otro de los inconvenientes es la falta de espacios para el desarrollo de esta actividad.

 

“No se está apoyando tanto el espacio creativo o libertad creativa, es como ya estudiaste y ya, no hay apoyo para algún proyecto que tengan en mente, por eso se van a otros países”, comentó Morayma Moya. .55

En tanto Itzayana Rosas dijo que “Considero que no en todos los lugares hay una capacitación o son muy escasos los centros donde dan esta disciplina, entonces estaría muy padre que ofrecieran muchas sedes para poder realizar trabajos, ferias, exposiciones y lo que fuera acerca de esta disciplina”. .24

“Me parece que no hay tantos espacios aquí en México para poder desarrollar esa clase de habilidades y poder participar en ese tipo de campos”, compartió Dulce Nieves.

En este aspecto nuevamente aparece el desconocimiento, ya que no se tiene idea de la oportunidad de inversión que representa el sector, ya que un proyecto de animación retribuye al menos 3 pesos más por cada peso invertido, además de que se calcula que la propiedad intelectual de una animación oscila alrededor de 500 millones de dólares por año.

Pese a los inconvenientes, el sector en México ha presentado buenos avances en los últimos años, ya que actualmente se producen alrededor de 20 cortometrajes animados en México, cuando hace 6 años solo se realizaba 1 anualmente.

Los conocedores en el tema auguran un buen potencial de la animación no solo a nivel mundial, sino también en nuestro país.

En gran medida esto se debe a que permea en distintas áreas importantes como video juegos, aplicaciones móviles, industria textil, cine animado, publicidad, entre otras.

“Va haber crecimiento, va para allá esto, ahorita para dónde va el mercado es para la realidad aumentada, y ahí es donde va a entrar todo el talento, ahorita las generaciones que están estudiando van para allá, van para esa zona”, aseveró Oscar.

“La animación puede transformar el futuro de México, por dos razones, la primera por que utiliza tecnología para llevarse a cabo, al momento de que tú eres capaz de aprender nuevas tecnologías te posicionas mejor ante un mundo cambiante, y por otro lado si eres capaz de contar historias eres capaz de transformar tu propia historia. Yo sí creo que la animación puede transformar a México y crear una nueva sociedad, basada en mejores historias, que sean dignas y significantes para la población mexicana”.

 

Especial, para RR Noticias, Anna Ledezma

Foto: Especial

Scroll To Top