Conéctate
https://rrnoticias.mx/wp-content/uploads/2019/11/adsmart.jpg

Querétaro

Llama Diócesis de Querétaro a dignificar la vida del hombre mediante la conversión de hábitos

Publicado

en

Publicidad

En su mensaje durante la Misa Dominical en la Catedral de Querétaro, el padre Rafael Gavidia Arteaga hizo un exhorto a los fieles católicos para que las personas cambien de hábitos de vida, dejar el modo individualista y enfocado únicamente en el bienestar de uno mismo, por una vida llena de servicio a los demás, en especial a los más necesitados, justamente a los que Jesús dio prioridad para propagar la palabra de Dios.

Sostuvo que la compasión, que no es otra cosa que abrir el corazón para poder escuchar y servir a los demás, debe impregnar no sólo el pensamiento de cada uno de los fieles, sino ser acción de vida que se debe de procurar de manera continua para ayudar a los semejantes, en especial a los últimos de la sociedad, carentes de oportunidades y sustento en la vida.

Gavidia Arteaga hizo un llamado a la sociedad para señalar que la democracia, la justicia, la libertad, y todas las otras palabras que se presentan en los grandes discursos no sirven de nada ni funcionan si no hay compasión en el corazón de quienes gobiernan, de quienes están al frente de la iglesia, de las familias y otras organizaciones para transformar la vida de los demás, para regresarle, enfatizó, la dignidad al prójimo.

«Por eso hoy se nos pide por parte del mismo Cristo, hagamos presente su reino, pero para eso necesitamos cambiar el rumbo a nuestra propia historia, cambiar nuestra propia visión del mundo, cambiar la visión de quién es mi prójimo, segundo, hoy tenemos que aprender a devolverle al otro su dignidad», expresó.

Tal cual como hizo Jesús hace muchos años, cuando predicó el advenimiento de Dios a su pueblo, diseminando su mensaje en primer lugar a los pescadores, los últimos de la sociedad, cuando Jesucristo, un judío sin alta posición social, de cuna humilde, pero centrado ciegamente en su fe, se entregó en cuerpo y alma a escuchar y ayudar a los demás, aún cuando estos últimos a veces no tomaran en consideración sus prédicas, pero a su vez conociendo de sus anhelos y también de sus problemas durante su caminar, pregonando la llegada de Dios.

-Víctor González