Conéctate

DESTACADO

Pide CIRT reglas claras, piso parejo y certeza jurídica

Publicado

en

Publicidad

La industria de la radio y la televisión cree en la justicia y la legalidad, por lo que exigió reglas claras e iguales para todos, y que se ponga un alto a la ilegalidad y al estado de excepción en el que se tiene a esta rama, dijo José Luis Rodríguez Aguirre, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y Televisión (CIRT).

 

“Exigimos la eliminación de los Tiempos Fiscales, los cuales nacen de un autoritarismo del Estado también absolutamente fuera de la ley derivado de la cobertura que se dio a los movimientos del 68”, exigió durante el acto de inaugural de la 60 Semana Nacional de Radio y Televisión.

 

Aseguró que la radio y televisión es sensible, comprometida y competitiva; que actúa de manera responsable y que siempre ha defendido la libertad de expresión como valor supremo del diálogo, del orden y del progreso.

 

Dijo que, sin embargo, opera en un piso disparejo frente a otros medios, por lo que requiere de certeza jurídica, dado que ésta es la base para construir negocios sanos, financieramente viables y generadores de empleos.

 

Destacó que los radiodifusores, además del ISR con que cualquier empresa contribuye, paga al Estado en especie parte de su inventario, lo que sólo ocurre en México y no así en ningún otro país del mundo.

 

Frente a otro tipo de concesiones expresó:

 

“Las líneas aéreas no ponen a disposición del Estado lugares para uso oficial; las telefónicas no brindan al Estado planes de telefonía y datos; las minas, no entregan una parte de su producción, sea cobre, plata, oro. No pretendemos, de ninguna manera, que a ellos también se les grave… una de las principales funciones del Estado es incentivar el desarrollo de las industrias productivas y no inhibir su desarrollo sobre gravando a las empresas”.

 

Agregó que además de esos pagos en especie, por el aprovechamiento del espectro; también, se les cobra una contraprestación a 20 años, en una sola exhibición; mientras que a todos los demás concesionarios y en el resto de los países les cobra año con año.

 

“Siendo además que el valor de lo que se nos cobra es, por mucho, pero por mucho, la más alta en el mundo. Nadie debería pagar por el mismo bien dos veces. Esto está totalmente fuera de la ley. Todo esto sucede a través del único medio de comunicación que es gratuito para el Pueblo de México; nosotros, no cobramos por usuario”, enfatizó.

 

El presidente de la CIRT destacó que hoy México vive momentos de trascendencia histórica:“Nuestra democracia se ha consolidado. La legalidad y el estado de Derecho se han fortalecido. Y pese a la desaceleración global la economía de México se ha mantenido sin turbulencias”, aseguró.