Inicio / Reportajes Especiales / Casa Hogar “San Pablo”, un espacio para ser amado
Casa Hogar “San Pablo”, un espacio para ser amado

Casa Hogar “San Pablo”, un espacio para ser amado

Brindar atención integral y profesional a personas con discapacidad mental y/o física es el objetivo social de la Casa Hogar “San Pablo”, su misión es elevar la calidad de vida de los usuarios, quienes en dicho espacio tienen la oportunidad de ser amados, aprender y llevar una vida digna.

Desde hace 29 años esta Institución de Asistencia Privada ha abierto sus puertas a personas de Querétaro y de otros estados de la República, debido a que la mayoría no tiene familia, su estancia es permanente.

María José Zárate, coordinadora de Relaciones Públicas y Programas de la Casa Hogar, comparte que actualmente atienden a 73 personas con edades de entre 11 y 54 años, pero a causa de sus limitaciones, la edad mental de gran parte de los usuarios es de niños no mayores a 9 años.

“Tenemos personas con autismo, síndrome de Down, parálisis cerebral, tenemos a un niño que es de los más chiquitos, cumplió justamente ayer 13 años, él tiene lo que vulgarmente le dicen Niño Cristal, que con cualquier movimiento se fractura sus huesitos, y pues sí, la edad biológica de la mayoría, son jóvenes o adultos, pero la edad mental ahora sí que son como niños”.

Refiere que la Institución cuenta con un médico asignado por la Secretaría de Salud, una nutrióloga, dentista, psicólogo, maestra de educación especial y más personal administrativo; los gastos mensuales por la alimentación, medicinas, tratamientos y productos que se requieren ascienden a los 500 mil pesos.

“Más o menos nuestros gastos mensuales son de 450 a 500 mil pesos, porque obviamente es desayuno, comida, cena, se les dan colaciones, medicina alimentos, medicamentos, terapias, tratamientos especiales que necesitan pues también, sí son fuertes nuestros gastos, utilizamos 300 pañales diarios, son 9000 pañales al mes”.

María José, señala que el personal de la Casa Hogar “San Pablo” es fiel participante de la Carrera de la Esperanza, evento que impulsan el Patronato de la Torre de la Esperanza, Fundación Merced y Respuesta Radiofónica, destaca que gracias a los donativos que han recibido se han remodelado espacios, se ha adquirido material y se ha promovido el voluntariado.

“La Carrera de la Esperanza sí nos ha beneficiado muchísimo porque gracias a los donativos que hemos tenido, hemos podido renovar la bodega donde almacenábamos el pañal, la pudimos remodelar, hemos podido comprar aparatos de rehabilitación, incluso armar el espacio de terapia de lenguaje, terapia visual, tener más material para el área de educación especial, la verdad es que sí nos ha beneficiado, y también han llegado muchos voluntarios, gracias a la Carrera de la Esperanza, y nos dicen, es que escuché en el radio, o los vi el día de la carrera y quiero ir de voluntario”.

Nayeli Hernández, Coordinadora de Vinculación, expresa que participar en la carrera conlleva una gran satisfacción pues además de impulsar un hábito saludable, se ayuda a muchas personas.

“Pues el fin yo creo que es uno de los más nobles, yo creo que tratar de ayudar, haciendo algo que también es bueno para uno, pues correr es una hábito que tendríamos que tener todos días, entonces fomentar un hábito y poder ayudar con esto, yo creo que es un punto muy importante, es una carrera, bueno, las personas van con sus hijos, es familiar, van contentas, porque saben que al hacer eso, ayudaron ya a distintas instituciones”.

Fabiola Segura, Coordinadora de Educación Especial, invita a las personas a seguir apoyando y ser sensibles con las personas que tienen alguna discapacidad, llama a reflexionar y a pensar que nadie está exento a enfrentar una situación así.

“Mi invitación es muy clara, o sea seguir apoyando a estos pequeños, sobre todo porque no sabemos si más adelante, en un accidente, nosotros podríamos tener una discapacidad, entonces es más allá de decir voy a ayudar, es un proyecto que nos falta mucha sensibilización a la sociedad. Les hacemos un llamado para que en cualquier circunstancia vengan y compartan un poquito con nosotros, y se invita a que la sociedad tenga más sensibilización, un día pueden venir y darse cuenta del trabajo que hacemos diariamente con ellos, y sobre todo que ellos vivan la experiencia”.

Las integrantes de Casa Hogar “San Pablo” coinciden en que “nadie ama lo que no conoce” y es por este motivo que invitan a la sociedad a acercarse a la institución.

Por: Iraí Silva

Scroll To Top