Inicio / Nacionales / La Cruz de Cristo no se negocia, se acepta o se rechaza: Obispo
La Cruz de Cristo no se negocia, se acepta o se rechaza: Obispo

La Cruz de Cristo no se negocia, se acepta o se rechaza: Obispo

El Obispo de la Diócesis de Querétaro, Faustino Armendáriz Jiménez, encabezó la ceremonia del Domingo de Ramos en la Catedral del Estado, se recuerda la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén en medio de una multitud que lo aclamó como el Mesías.

En este marco, se realizó una procesión desde la iglesia de Santa Clara, hasta el templo mayor católico, en donde fueron bendecidas las palmas que llevaron los feligreses.

Después de la homilía, resaltó que el sentido de esta celebración es reconocer como Cristo acoge la voluntad de Dios, en recorrer un camino de humillación y al final de muerte, pero se tiene la esperanza de la resurrección.

En este sentido, aseguró que La Cruz no se negocia, o se acepta o se rechaza y se siguen los planes propios, por lo que hizo un llamado a que cada católico cargue la cruz que considere necesaria.

 

“Esa es la enseñanza de hoy, la gran esperanza es que al final está la resurrección, es decir, una vida nueva que nos ofrece Dios, si realmente acompañamos a este Jesús que se humilla realmente nosotros podremos albergar la esperanza de un nuevo cambio, de una nueva vida”, resaltó.

 

Faustino Armendáriz, hizo referencia que muchas personas cargan una cruz que no es física, pero se refleja de manera personal en la gente que sufre de pobreza, papás que tienen desaparecido a un hijo, hombres y mujeres que sufren secuestros, que sufren la inseguridad en México.

Anunció que el próximo jueves acudirá al CERERSO de San José El Alto, en donde presidirá la ceremonia de lavatorio de pies con los 12 apóstoles, en donde dijo que también se aprende de las personas que están privadas de su libertar por haber cometido algún delito.

Finalmente, hizo un llamado a los católicos de Querétaro a realizar una reflexión durante esta semana mayor, de no dejar solo a Jesús, ya que el nunca los deja solos, ya que es un momento de escucharlo, pero no es un momento de relajo, sino en silencio.

 

Por: Luis Arturo Pérez.

Twitter: @luis_gladiator

Scroll To Top