Inicio / Nacionales / De Yucatán para… la NASA, los uniformes para sus científicos
De Yucatán para… la NASA, los uniformes para sus científicos

De Yucatán para… la NASA, los uniformes para sus científicos

YUCATÁN.

Las manos de Lupita, una mujer de origen maya, son la clave de los uniformes de investigadores y científicos de la agencia Espacial: NASA (National Aeronautics and Space Administration). Ella es una de los 400 empleados que laboran en la planta Alsico México, en Yucatán, inversión de origen Belga, con representación en 20 países y única en México.

Desde Yucatán se elaboran batas, camisas, overoles, chamarras; utilizan telas especiales; libre de estática con estándares de calidad.

“Yo con mi trabajo estoy muy feliz, estoy contenta con lo que estoy realizando, ayudar y enseñar, instruir a todos los que vienen, llegan a cambiar todo. Hay muchas madres solteras, personas que necesitan el apoyo”, comenta, María Guadalupe Tamay Cocom, una de las pioneras en la planta y que hoy enseña a los nuevos.

Cada semana se envían uniformes que son utilizados por la NASA desde la planta que se encuentra en Valladolid y que ha reactivado la economía de la zona.

“Afortunadamente se decidieron por Yucatán, por su gente, que es maravillosa, trabaja muy bien, se desenvuelve bien, es gente buena y franca. Eso gusta mucho. La situación geográfica es envidiable aquí en Yucatán, porque tienes cerca Puerto Progreso, tienes Cancún que nos llega gente que nos viene a visitar de otras partes del mundo”, dijo.

En la costura no puede haber margen de error, por ello se capacita al personal, la planta lleva un año en la región.

“Se fabrica material que llegan a la Nasa a través de nuestras filiales en Estados Unidos y la parte de ropa de trabajo donde se tienen uniformes de bomberos, de plataformas, de ceras, incluyendo en el mercado nacional estamos trabajando para parques, hospitales; esas son las líneas especiales, lo que es alta tecnología de laboratorio, es donde participamos en el desarrollo en el prototipo de los modelos”, comentó el Ingeniero Rafael Villa, gerente de la planta.

La inversión de este lugar fue de 52 millones de pesos, trabajan principalmente con dos materiales: para los uniformes de la NASA utilizan la tela “Cleaning room”, de poliéster y policarbonato, y con trajes especiales para bomberos utilizan la tela “Five retardant” que se convierte en ceniza al contacto con el fuego y no se pega a la piel.

Actualmente existe una capacidad para generar 500 nuevos empleos; la empresa tiene como proyecto a corto plaza abrir una guardería y lactario para madres trabajadoras y también crear una nueva fábrica cerca de la capital.

Asimismo, se crea un prototipo de uniformes para el Ejército de los Estados Unidos.

Los trabajadores del área de costura ganan hasta mil 700 a la semana, laboran de lunes a viernes y tienen apoyo de transporte para regresarlos a su comunidad.

Con información de Excélsior

Scroll To Top