Inicio / Nacionales / ‘Enchulan’ San Lázaro para toma de protesta de López Obrador
‘Enchulan’ San Lázaro para toma de protesta de López Obrador

‘Enchulan’ San Lázaro para toma de protesta de López Obrador

El Palacio Legislativo de San Lázaro se prepara para el próximo primero de diciembre. Trabajadores de la Cámara de Diputados se han desplegado por los pasillos del edificio principal donde se ubica el salón de sesiones para pulir pisos, limpiar ventanas y sacudir los muebles ornamentales para recibir al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Entre las labores de limpieza, destaca la del bajo puente que conecta la Avenida Congreso de la Unión con la Plaza Guadalupe Victoria y la calle de Corregidora, el cual fue reabierto como parte de la ruta que recorrerá el futuro mandatario para llegar a Palacio Nacional.

Con agua y jabón, personal de limpieza del Gobierno de la Ciudad de México lavó pisos y paredes y, tras las arduas labores de mantenimiento, finalmente lograron que el olor fétido que se concentraba en el acceso subterráneo se disipara.

Para supervisar estas labores acudieron integrantes del equipo de transición, quienes se han reunido en seis ocasiones con el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, para trazar las rutas de acceso del mandatario, los invitados especiales, los lugares que ocuparan en el pleno del Palacio Legislativo y la logística de seguridad en el parlamento.

En ocasiones anteriores el Estado Mayor Presidencial fue el encargado de las labores de logística para el ingreso y salida del nuevo presidente y sus invitados, sin embargo, este cuerpo militar desaparecerá a partir 30 de noviembre por decisión de López Obrador.

Y aunque no se tiene previsto que el próximo presidente ingrese por el Metro de la Ciudad de México, el Sistema de Transporte Colectivo también tomó previsiones en la estación Candelaria de la línea 4. Ahí remozaron las paredes, pintaron los techos y repararon las tuberías rotas del piso que mojaron a los usuarios con agua maloliente durante varias semanas.

De acuerdo con las previsiones, el Ejército mexicano y la Policía capitalina serán los encargados de los alrededores de la sede del Congreso la cual estará salvaguardada a 3 km a la redonda para garantizar la seguridad de jefes de estado que acudirán a la ceremonia, así como representantes diplomáticos e invitados especiales.

Fuente: Excélsior

Scroll To Top