Inicio / Deportes / Última corrida de “Pal Toro” en Santa María
Última corrida de “Pal Toro” en Santa María

Última corrida de “Pal Toro” en Santa María

Todo lo que inicia, llega a su fin. Después de poco más de 30 carteles confeccionados por la empresa Pal Toro en la Plaza de Toros Santa María comandada por el empresario y ganadero Pablo “Palillo” Álvarez Saíz durante 5 años, deja las riendas del coso queretano.
Su última corrida se celebrará este viernes a las 800 de la noche con la presencia del rejoneador queretano Santiago Zendejas con los forcados queretanos y un mano a mano de postín entre el maestro valenciano Enrique Ponce y la primera figura del toreo en México, Joselito Adame, lidiando toros bravos de encaste español de la ganadería de La Punta.
El matador hidrocálido Joselito Adame, se dijo con sentimientos encontrados por que estará en un mano a mano con el maestro Ponce, pero también con el trago amargo que concluye la gestión de la empresa Pal Toro en la Santa María.
“Estoy contento, pero no deja de consternado la noticias que da el empresario pablo, son ciclos, y le pone punto a la santa maría, pero hasta pronto espero. Es emocionante ver a él como empresario y ahora como amigo, creo que será un día especial y esta plaza la mantuvo”.
Para Palillo Álvarez la decisión de dejar la administración no fue muy complicada de tomar, era el momento adecuado.
“Las últimas corridas no las estaba disfrutando como las primeras, ahorita estoy disfrutando esta última y que era lo que yo buscaba”.
“Era mejor cerrar el ciclo dejar que alguien mas lo llevara y no iba a dar carteles de menor nivel. Desde el primer cartel de Zotoluco, Juli, Talavante y Payo hasta este último han sido de primer nivel”.
Pablo Álvarez continuará ligado al mundo del toro con algunas corridas en Moroleón y en San Miguel de Allende, también en su ganadería de Barralva, lugar donde nació su amor al toro.
Lo que más le deja a Pablo los 5 años de trabajo en la confección de carteles para la afición taurina queretana es el apoyo incondicional de su familia y amigos,
“estuvieron lo más cercano posible en mi proyecto, al final la gente me quería a veces no, pero al final me quedo con los momentos que disfruté, que crecí como persona y de reflexionar al llegar a mi casa”.
De las 30 corridas que confeccionó a un par que nunca olvidará.
“Una con una bronca con mis hermanos que nos andábamos peleando en el palco pero también con ellos mismos vivimos una alegría muy grande con un toro que mató Enrique Ponce que había petición de indulto con Morante de la Puebla y con Payo, es de las tardes que más he disfrutado, con la plaza vuelta loca pidiendo el indulto”.
Patricio Sinesio, quien fue administrador del coso queretano y es amigo de toda la vida de Pablo Álvarez, fue fundamental durante los 5 años de trabajo y lo que más recordará será la corrida del pasado 5 de febrero.
“Con el ejército tocando el himno nacional, con la gente parada saludando a la bandera, cantando el himno y estando el gobernador, me lo llevaré en la memoria y otra la primera corrida que fue en el 2012 que no sabía nada. Cuando termina la corrida dices, salió”.
Así termina un ciclo más en los 52 años de vida que la Plaza de Toros Santa María de Querétaro, que partir de ahora, volverá a ser administrada por la familia González Aréstegui, en donde Nicolás será el encargado de mantener la tradición taurina en Querétaro, tal como lo lograron su abuelo y su papá.

Por: Agustín Zepeda F.

Scroll To Top