Inicio / Deportes / Guardianes de la F1 en el Autódromo Hermanos Rodríguez
Guardianes de la F1 en el Autódromo Hermanos Rodríguez

Guardianes de la F1 en el Autódromo Hermanos Rodríguez

El Hospital Ángeles Acoxpa será el encargado de otorgar la atención médica en caso de ser necesario a los pilotos, mecánicos y diferentes miembros de equipos en el Gran Premio de México de F1, que se correrá el 28 de octubre en el Autódromo de los Hermanos Rodríguez.

El doctor José Luis Pohls Arroyuelo, director del hospital, habló de las razones que llevaron a la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) a hacerse de los servicios de Grupo Ángeles.

“La FIA se fija en los detalles técnico-médicos. No es un tema económico, es un tema de que cubras con los estándares y con las normas  de atención médicas necesarias”, explicó Pohls. “Por ejemplo, hay que estar preparados para atender quemados, traumas de alta especialidad, cirugías muy complejas, contar con las áreas específicas para poder dar atención de alta especialidad, eso es en lo que se fijan.

Hospital Ángeles Acoxpa tendrá a un equipo de 60 personas para asistir los traslados del autódromo.

La doctora Ana Belem García Sierra, directora médica de la Fórmula 1 en México, dio a conocer que serán hasta 200 personas dentro del autódromo que estarán preparadas para dar la atención médica necesaria a los pilotos.

“Tenemos una gran variedad de especialidades. Hay cirujanos de distintas subespecialidades”, comentó García. “Hay cirujanos plásticos, vasculares, de tórax, neurocirujanos. Además hay traumatólogos, anestesiólogos, intensivistas, cardiólogos, internistas, una psicóloga, fisioterapeutas. Estamos cubiertos por todas las áreas”, agregó García, y dijo que existen también dos equipos de extraccción de pilotos en caso de accidente.

Desde el jueves y durante los tres días de actividades en pista habrá más de 10 ambulancias, carros de bomberos y dos helicópteros médicos, que en caso de ser necesario trasladarían al piloto del autódromo al hospital en cuatro minutos.

 

 

Fuente: Excélsior

Scroll To Top