Inicio / Entretenimiento / Camila Cabello prende el domo
Camila Cabello prende el domo

Camila Cabello prende el domo

 “¡De Miami a México, esta cosa se prendió!”, cantó Camila Cabello durante Inside Out. Una línea que refleja perfecto lo que se vivió anoche en el Palacio de los Deportes, conocido como el Domo de Cobre.

La sangre une a Camila Cabello y México. El idioma, la cultura, la herencia latina, el color de piel, lo espontánea que puede ser al dar conciertos, como la sorpresiva aparición de uno de sus ídolos al piano: Noel Schajris, de Sin Bandera, uno de los grupos románticos que ama y que la inspiraron a cantar.

El argentino la llevó de la mano con su piano para cantar Consequences, una canción tan pasional como lo que estaba por pasar. El tiempo se detuvo cuando Schajris le comenzó a cantar, casi al oído y como a una enamorada, Entra en mi vida, uno de los hits que ha escrito junto a Leonel García.

La nacida en Cuba se aventó el gran hit del grupo mexicano y totalmente en español, se miraban a los ojos y resultó tener una reacción sin igual, pues, pese a la brecha generacional, hasta los chiquitos cantaron.

“No importa donde esté en el mundo, cada vez que oigo el mariachi se me enchina la piel, porque siempre tengo México aquí”, y se señaló el corazón.

“¡A huevo!”, gritó, como prueba de su sangre mexicana. Hubo otra muestra irrefutable: invitó a Jesse y Joy al escenario para cantar ¡Corre!

La que jamás olvidará la noche será una pequeña que subió a cantar Real Friends con Camila, la abrazaron, le chulearon el moño y le metió un besito a su idola. Su manera de liberar la adrenalina era gritar “a huevo” una y otra vez.

Ya para este momento la fiesta se soltó. Todos se pararon a bailar Know No BetterSangria Wine y por supuesto Havana, rola con la que llegó a las mil millones de reproducciones en plataformas y que por fin la hicieron bailar al más puro estilo latino, con vueltita y todo.

El broche fue México en la piel, que cantó con mariachi junto a su padre, herencia y parte de una mujer que representa el país en todo el globo. “¡Viva México, cabrones!”, gritó para despedirse.

Fuente. Excélsior
Scroll To Top