Inicio / Estado / 39 años de trabajo fueron consumidos por el fuego el pasado 10 de agosto
39 años de trabajo fueron consumidos por el fuego el pasado 10 de agosto

39 años de trabajo fueron consumidos por el fuego el pasado 10 de agosto

Ha pasado apenas un fin de semana del incendio en el mercado del Tepe, donde 111 locales resultaron afectados parcial o totalmente, y pese a la tragedia los comerciantes mantienen la esperanza, pues confían en las autoridades y el apoyo de sus compañeros.

El negocio de ropa de la señora María de Jesús Tovar, se vio consumado por el fuego el pasado 10 de agosto, señala que con el incendio se fueron 39 años de trabajo que pudieron sacar adelante a sus hijos y le dieron alimento a su familia.

Comenta que antes del infortunio ya tenían preparada la mercancía de uniformes para el regreso a clases, y hoy las afectaciones incluyen deudas con los proveedores.

“Imagínate 39 años de trabajo se quedaron en cenizas, lo que habíamos hecho de nuestro negocio, lo que es nuestra fuente de trabajo, nosotros sacamos adelante a nuestros hijos dándoles escuela y el alimento de la casa, pues estamos ahora sí sin nada, de ropa (negocio) ya teníamos nuestra mercancía para trabajar ahorita la venta de uniformes, pero pues no hay nada”, apuntó.

Pese al suceso del pasado viernes, dice confiar en el apoyo de las autoridades de gobierno estatal, quienes se comprometieron a otorgar recurso económico a los afectados  hasta que se acomoden las cosas, y por parte del municipio esperan recurso para la compra de mercancía.

Los compañeros comerciantes también han mostrado solidaridad  y piden a la sociedad queretana ayudar a las personas consumiendo lo que se vende en el lugar o llevando ropa o artículos para surtir a los afectados.

“Les pedimos a todos los clientes que vengan a la explanada del estacionamiento y que nos apoyen (…) si alguien tiene una ropita usada, juguetes que nos puedan apoyar para las personas que perdieron completamente sus negocios”, sostuvo Ma. Contastina Servín quien tiene una cremería dentro del mercado y si bien no perdió su mercancia, las afectaciones le impiden realizar sus actividades en dicho lugar.

Por: Iraí Silva

Scroll To Top