Inicio / Portada / Canícula: qué es, qué hacer ante ella y cómo afecta a Querétaro
Canícula: qué es, qué hacer ante ella y cómo afecta a Querétaro

Canícula: qué es, qué hacer ante ella y cómo afecta a Querétaro

El pasado 18 de julio dio inicio un fenómeno conocido como canícula o sequía intraestival, de medio verano o veranillo, se trata de los 40 días más calurosos el año. Este fenómeno climático depende de las condiciones atmosféricas y se registra anualmente entre julio y agosto incluso puede comenzar en junio y extenderse hasta septiembre, así lo señala el Coordinador Estatal de Protección Civil, Gabriel Bastarrachea. 

“Es un proceso meteorológico que se forma normalmente después del solsticio de verano, más o menos se da a finales de julio y tiene una duración que puede ser de tres o cuatro semanas hasta seis o siete semanas estamos hablando que puede durar de los 20 y hasta los 40 días dependiendo de las condiciones que se presenten y lo que genera es un fenómeno anticiclónico que inhibe mas no elimina la probabilidad de lluvias y la frecuencia de las mismas por eso se dice que cuando es una canícula se le conoce también como veranillo y dicen algunos que se presenta o se da uno cuenta por la ausencia de lluvias, sin embargo, no las elimina sí hay posibilidad de que llueva solamente que disminuye la intensidad y frecuencia de las mismas y por tal motivo se genera más calor”. 

El Servicio Meteorológico Nacional dio a conocer que la canícula afectará mayormente a los estados de Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz, Hidalgo, Tlaxcala, Estado de México, Morelos, Colima, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán, Quintana Roo y una parte de San Luis Potosí, sin embargo, Querétaro también está sufriendo los estragos de este fenómeno meteorológico. 

Luis Navarrete, analista de la Coordinación de Protección Civil informó que se prevén temperaturas máximas de entre 36 y 38 grados para la zona de la Sierra y entre 31 y 33 grados para el resto de la entidad. 

Para el estado de Querétaro esperamos temperaturas entre 36 y 38 grados para la zona serrana y entre 31 y 33 para el resto del estado”. 

Por su parte, el director de la Coordinación de la Unidad Municipal de Protección Civil, Fernando Martínez Garza señaló que este fenómeno natural, que podría terminar hasta el 15 de agosto, generará para el municipio de Querétaro temperaturas máximas de 31 y hasta 35 grados centígrados. 

“El estado de Querétaro es susceptible a fenómenos en la zona norte y sur por estar en zona sur de México y qué podríamos esperar, bueno temperaturas las más altas entre 31 y 35 grados durante este periodo y por supuesto la disminución de lluvias, es importante estar atentos no podemos bajar la guardia en el tema de lluvias, pero sí se prevé que tengamos unos días sin lluvia, qué se recomienda pues evitar lo que hacemos en época de calor, evitar largos periodos de exposición debajo de los rayos solares”. 

Sin embargo, a pesar de estas condiciones del clima no se han registrado afectaciones en la salud de los queretanos y tampoco en el campo queretano como lo refirió el secretario de Desarrollo Agropecuario, Tonatiuh Cervantes quien señaló que se están tomando medidas para evitar que se den alimentos en estado de descomposición a los animales. 

No se prevé que haya afectaciones, en muchas zonas del estado continúa lloviendo y eso favorece evidentemente las actividades productivas, situaciones que se tienen que vigilar en términos de la salud pública con relación a la actividad agropecuaria pues es el respeto de las cadenas frías en el transporte de alimentos porque al incrementarse la temperatura puede haber descomposición más pronto de algunos alimentos, entonces aquí una de las recomendaciones que se tienen que hacer en cuanto a los alimentos que se otorgan a los animales es estar vigilando que no haya contaminación”. 

Ante este fenómeno natural, la Secretaría de Salud del estado de Querétaro emitió a través de un comunicado de prensa recomendaciones para evitar enfermedades, entre ellas destaca:  

Lavarse las manos antes de comer, después de ir al baño y de cambiar pañales. 
Consumir pescados y mariscos bien cocidos o fritos. 
Lavar con agua y jabón o desinfectar con cloro o plata coloidal las frutas y verduras que se consumen crudas. 
Ingerir abundantes líquidos y asegurarse de que el agua sea desinfectada. 
Consumir los alimentos inmediatamente después de su preparación para evitar su descomposición o conservarlos en refrigeración. 
Evitar la exposición al sol, en especial, durante las horas de mayor radiación, es decir, entre las 11:00 y 15 horas.  
Elegir las primeras horas del día para llevar a cabo actividades al aire libre, como deportivas o de tipo cívico en las escuelas. 
Vestir ropa ligera de colores claros y utilizar sombreros o sombrillas para protegerse del sol. 

Se recomienda también cubrir las ventanas que reciben la luz directa del sol con persianas o cortinas, las cuales pueden ayudar a disminuir hasta en 80 por ciento el calor interno de las casas. 

Cabe mencionar que en esta temporada los grupos de mayor riesgo son: los menores de cinco años, adultos mayores y quienes padecen alguna enfermedad crónica como diabetes e hipertensión, sobre todo si no están controladas, así como quienes realizan actividades en la intemperie, como trabajadores agrícolas, de la construcción y de limpieza de calles, entre otros. 

Extreme precauciones y evite contingencias derivadas de la canícula, los 40 días de calor extremo en el país. 

Para RR Noticias, Juanita Gavidia 

Scroll To Top