Inicio / Querétaro / Reestructuración y unidad del PRI, retos para Ruiz Massieu
Reestructuración y unidad del PRI, retos para Ruiz Massieu

Reestructuración y unidad del PRI, retos para Ruiz Massieu

El priista Mauricio Ortiz Proal refirió que la nueva dirigente del tricolor deberá trabajar por la reestructuración del PRI luego de los desastrosos resultados del 1ro de julio, así como favorecer la unidad de cara a la elección democrática de la nueva dirigencia en 2019.

Luego de que Claudia Ruiz Massieu entrará a relevar a René Juárez Cisneros, en la dirigencia nacional interina del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el diputado local con licencia, Mauricio Ortiz Proal, externó que la nueva dirigencia deberá alcanzar dos objetivos inmediatos; en primera instancia la refundación y reinvención del partido, dados los resultados obtenidos el primero de julio, en donde se evidenció que el tricolor no resulta atractivo para el electorado.

Así mismo deberá dar la pauta para que en agosto del próximo año, sea elegido el nuevo presidente del Comité Ejecutivo Nacional, para lo que el PRI deberá encontrase unido.

Ortiz Proal apuntó que Claudia Ruiz Massieu tiene el perfil idóneo y la experiencia requerida para desempeñarse en el cargo y cumplir con estas importantes encomiendas.

“Me parece que Claudia tiene las características esenciales para cumplir estas dos funciones, que es iniciar el ejercicio de refundación a la brevedad, desde mi punto de vista no podemos esperar a tener una nueva dirigencia para que esto se geste, y segundo, prepararnos para poder elegir una nueva dirigencia en un ambiente de unidad, de cohesión, de diálogo y articulación de acuerdos para que todos en el PRI puedan sentirse satisfechos con la nueva dirigencia en agosto de 2019”, dijo.

En lo que respecta al estado, añadió que se vislumbra un panorama muy complejo, por lo que se requiere de una dirigencia estatal con la calidad moral para reconstruir al partido, recuperar la confianza de los ciudadanos, abanderar causas sociales de manera auténtica, y favorecer la legitimidad de quien dirija al partido incorporando a todos los militantes y dejando de lado la soberbia con la que se actuó en el pasado proceso electoral.

De no ser así, refirió que el PRI en Querétaro podría volverse un partido testimonial, en el que resulte muy difícil encontrar a mujeres y hombres que quieran representar al partido como candidatas y candidatos.

Ortiz Proal destacó que, aunque estatutariamente la renovación de la dirigencia estatal tendría que darse hasta 2021, a la luz de los resultados obtenidos, tendría que darse un cambio inmediato para favorecer una refundación real.

En este sentido, Mauricio Ortiz externó que estará apoyando al partido como militante que es, sin embargo, descartó tener alguna aspiración para dirigir al tricolor.

Por: Anna Ledezma

Scroll To Top