Inicio / Mundo / Estados Unidos y Corea del Norte despiertan ilusión y recelo
Estados Unidos y Corea del Norte despiertan ilusión y recelo

Estados Unidos y Corea del Norte despiertan ilusión y recelo

La cumbre entre el presidente Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong-Un suscitó reacciones dispares en el mundo: en Corea del Sur muchos ciudadanos aplaudieron con alivio la posibilidad de paz, mientras China mencionó la posibilidad de eliminar las sanciones sobre Pyongyang.

El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang, dijo que las sanciones de la ONU a Corea del Norte podrían ser derogadas o al menos suspendidas.

Irán, sin embargo, advirtió que no se puede confiar en Trump, ya que podría anular cualquier acuerdo nuclear con Corea del Norte, de la misma manera que abandonó el histórico acuerdo nuclear con Irán logrado en 2015.

Estamos ante un hombre que le quita su firma a un documento estando en el exterior”, dijo el vocero iraní Mohammad Bagher Nobakht.

La ONU y la OTAN celebraron por separado la primera reunión entre Kim y Trump, y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) se ofreció a verificar la desnuclearización de Norcorea.

Al término de una reunión de más de cuatro horas en Singapur, Trump y Kim firmaron un acuerdo en el que Pyongyang se compromete a abandonar su programa nuclear y Washington le garantiza su supervivencia.

El Presidente de EU también dijo al líder norcoreano que podría tener hoteles en lugar de misiles.

Por ejemplo, tienen grandes playas. Se ven cuando explotan los cañones en el océano. Yo digo ‘mira eso, podría hacerse un gran complejo inmobiliario ahí’. Y se lo expliqué (a Kim)”, dijo Trump.

Por otra parte, la agencia de noticias norcoreana KCNA informó ayer que Kim invitó a Trump a visitarlo en Pyongyang, y que aceptó viajar a Estados Unidos.

Los dos líderes aceptaron con mucho gusto las respectivas invitaciones, con la convicción de que será otra ocasión importante para mejorar las relaciones” entre ambos países, añadió esa fuente.

 

Fuente: Excélsior

Scroll To Top