Inicio / Economía / ¿Habrá una nueva reforma fiscal? Tal vez en 2019…
¿Habrá una nueva reforma fiscal? Tal vez en 2019…

¿Habrá una nueva reforma fiscal? Tal vez en 2019…

México necesita una reforma fiscal o cambios tributarios profundos en el país, para hacer frente a las modificaciones fiscales aprobadas en Estados Unidos.

Pero estos cambios tendrán que ser llevados a cabo por la siguiente administración, señaló Miguel Messmacher, subsecretario de Hacienda y Crédito Público.

Entrevistado luego de su participar en el 13 Summit de Capital Privado en México, el funcionario destacó que la actual administración tiene mesas de trabajo con diferentes grupos. Empresarios, académicos y organizaciones civiles analizan el impacto de la reforma fiscal estadunidense sobre la competitividad de la economía mexicana, y las alternativas que pudieran implementarse.

Sin embargo, dijo que al ya estar aprobado el presupuesto de 2018, los cambios profundos en el marco tributario tendrían que ser analizados e implementados por la siguiente administración.

Hay que pensar en distintas alternativas, pero muchas de estas ya tendrán que ser analizadas y propuestas por la siguiente administración, destacó.

Lo que sí podría efectuarse este año es la modificación de algunas de las deducibilidades que tienen las personas físicas y morales para compensar los efectos de la reforma estadunidense sobre la economía mexicana.

Se busca identificar si es posible que se puedan realizar algún tipo de medidas importantes, pero obviamente teniendo cuidado de que el presupuesto para ese año ya está aprobado, entonces los márgenes de maniobra son bastante acotados”.

Sin dar detalle de cuales podrían ser las modificaciones fiscales que sí son viables en lo que resta de la actual administración, Messmacher destacó que un punto positivo es que cualquier cambio no será con cargo al déficit.

Hemos llegado al consenso de que no podemos deteriorar la postura fiscal para financiar el recorte de impuestos. Entonces no vamos a aumentar el déficit ni el endeudamiento para financiar la reducción tributaria”.

Explicó que cualquier ajuste a la tasas corporativa, “tendrá que estar balanceada con otras medidas que preserven la consolidación fiscal que hemos realizado, sin traducirse en un mayor déficit fiscal ni en un mayor endeudamiento”..

Fuente: Excélsior

Scroll To Top