Inicio / Reportajes Especiales / Vida y color, es la tradicional esfera navideña
Vida y color, es la tradicional esfera navideña

Vida y color, es la tradicional esfera navideña

Las esferas navideñas son indispensables cuando se habla de la época navideña, ya que le dan vida y color a nuestro arbolito, ¿pero sabes cómo se elabora este tradicional adorno?, te platicamos como es el artesanal proceso.

Las esferas navideñas tienen  su origen en la época media cuando en Europa San Bonifacio colgaba manzanas en los árboles, como símbolo del pecado de Adán y Eva, los vicios y las tentaciones, posteriormente las manzanas y el significado fue sustituido, usando esferas de cristal que refieren a las oraciones que según la tradición cristiana, se deben realizar durante el período adviento, representando las esferas rojas alguna petición especial, las azules arrepentimiento, el plateado agradecimiento y el dorado una alabanza.

 

Este tradicional adorno es indispensable en la época navideña, y su artesanal creación es tan impresionante como la esfera misma; Adriana Olivar gerente de recursos humanos de El Castillo de la Esfera, nos explicó cómo crean las esferas de vidrio soplado.

El proceso inicia en el área de soplado, en donde un artesano con la ayuda de un soplete le da forma a una varilla de vidrio hueca, soplándola hasta convertirla en esfera, la cual puede medir de 2 a 20 centímetros de diámetro.

“El globeador que es el primer paso, una esfera dependiendo de la dificultad de la esfera, una esfera de 2 centímetros se tarda alrededor de 15 segundos, pero si es una esfera un poquito más difícil, por ejemplo, hay cúpulas, estas se tardan como 12 o 15 minutos depende del globeador porque es todo una a una”, dijo.

Posteriormente las esferas son llevadas al área de metalizado y se ensartan en una maquina llamada araña en donde se les coloca una especie de grapa de aluminio a cada una, y después en una cámara de alto vacío, con un disparo de 20 segundos el aluminio colocado se libera convertido en gas, metalizando así las esferas.

“El metalizado se realiza a través de una metalizadora, así se llama la máquina, metalizadora, en ella a base de aluminio s ele coloca una capa de aluminio alrededor de ella para que se le pueda dar un acabado brillante, cuando se metaliza queda como espejo la esfera”.

Ya en el taller de pintura, una a una las esferas son introducidas a cubetas de pintura para lograr un color uniforme, en diferentes acabados como mate, la Candy y la brillante, aunque pareciera el paso más sencillo, lo importante aquí es el secado, ya que será fundamental para que el color se adhiera muy bien, para que no cambie el tono de color y tenga que desecharse la pieza.

“Es una a una, pero solo es meterla y sacarla de la cubeta, es rápido, porque se tardarán como 15 segundos en pintar una esfera, pero en secarse si tarda tiempo, y hay que darle el tiempo suficiente de secado y el calor suficiente de secado porque si no la esfera no adhiere como debe ser la pintura o no da el tono que debe ser, entonces se puede decir que para nosotros es desechable”, comentó.

Así es como las esferas llegan a la fase de decorado, en donde cada una adquiere un diseño especial con distintos pinceles y diferentes técnicas, en donde cada decorador tarda aproximadamente dos días en realizar 100 esferas.

“Como son varios pasos, digamos que, si hace una noche buena, y la noche buena lleva tres colores un día le pone un color, espera a que seque, al siguiente día le pone otro color, espera a que seque y al siguiente día le pone el otro color”.

La siguiente fase del proceso es el recortado, donde los artesanos quitan el sobrante de la varilla de cristal, posteriormente se le añade un casquillo y horquilla para que podamos colgarla en nuestro arbolito. Finalmente, las miles de esferas son empacadas para estar listas para ir a nuestros hogares.

Pese a que generalmente las esferas solo salen a lucir en la época navideña, el trabajo para su creación no se limita a esta fecha ya los artesanos trabajan todo el año para lograr hacer más de 8 millones de esferas anualmente, con el trabajo de 200 artesanos, siendo la esfera roja liza la que más se pide.

Adriana refirió que este hasta el mes de noviembre, se había reducido la venta de esferas hasta en 20%, debido a los desastres naturales ocurridos, sin embargo, es una bonita tradición que no se ha perdido con los años, por lo que incluso sus talleres artesanales se han vuelto un atractivo turístico y cada año se innova con nuevos colores y formas al cambiante gusto de quienes celebran la época navideña.

 

Especial, para RR Noticias, Anna Ledezma

Foto: Especial

Scroll To Top