Inicio / Reportajes Especiales / Poner el nacimiento, una tradición que continúa viva entre las familias queretanas
Poner el nacimiento, una tradición que continúa viva entre las familias queretanas

Poner el nacimiento, una tradición que continúa viva entre las familias queretanas

 

Los nacimientos tienen su origen en los “montajes vivientes” de la sagrada familia que recreó San Francisco de Asís hace casi 800 años, la fecha exacta se desconoce pero se piensa que pudo haber sido en 1223 en su natal Italia, donde invitó a lugareños a escenificar el nacimiento de Jesús.

Con el paso de los años se fueron creando figurillas para adornar los hogares cristianos y la tradición traspasó fronteras. Entre las familias mexicanas el nacimiento es parte fundamental de las fiestas decembrinas y en Querétaro no es la excepción.

Martha Íñiguez Saldaña, quien se dedica a la venta de piezas para nacimiento en el tianguis navideño a un costado del Mercado de La Cruz destaca que en la entidad los montajes son muy bonitos.

“Aquí en Querétaro es un lugar muy culto, la verdad, aquí la gente es de mucha tradición, lo curioso es que ni allá en mi tierra, en Guadalajara que tienen todas las posibilidades de hacer un nacimiento, aquí sí se hacen nacimientos muy bonitos, la gente tiene mucho ese entusiasmo de estar haciendo esos nacimientos”.

Es una actividad que propicia la unión de los seres queridos, refiere el señor Jesús Vázquez Vázquez, quien desde hace casi 30 años decora su hogar con un tradicional nacimiento que actualmente ocupa un espacio de 30 metros cuadrados.

“Yo desde que era niño un tío ponía su nacimiento cada año, cada año, y hacía una posada diario, pero los tiempos eran mejores que ahora, hoy para hacer una posada está muy difícil. Ahí nació mi interés en seguir esta tradición, es una tradición por costumbre de las familias que van heredando, y realmente yo no tenía los medios económicos para hacer nacimientos de este tamaño y empecé con uno de dos metros”.

Señala que los preparativos y el acomodo de las piezas inician desde octubre y la representación tiene como fin recordar el nacimiento de Jesús y dar gracias por las bendiciones que ha recibido su familia.

“Mi interés más importante para mí, lo más importante es que todos, cuando va a nacer un niño, un hijo tenemos unas fiestas pero grandes de gusto y cuando va a nacer el niño Dios prácticamente la humanidad se ha olvidado de él, entonces esto yo lo hago como en agradecimiento de tantísimo que me ha dado, me ha dado, no te imaginas, no dinero, me ha dado felicidad”.

La representación cuenta con varios pasajes, desde el paraíso con Adán y Eva, los 10 mandamientos de Moisés, la sagrada familia y hasta el infierno.

“Desde el paraíso, los 10 mandamientos de Moisés, luego está el rey Herodes que manda a matar a todos los inocentes, está la sagrada familia y está el niño perdido en el templo y allá es un pasaje de árabes y el infierno que ese no va en los nacimientos pero yo se lo puse porque le gustó a los niños”.

Comparte que en las décadas que lleva realizado el montaje, nunca ha contado las piezas, pero podrían ser más de dos mil y cada año se añaden más.

“Un ángel les avisó a los pastores que iba a nacer el niño Dios, ahora como está presentado (el nacimiento) son los pastores, que faltan y necesito ir a comprar, ahí están los puros borregos, ahora faltan los pastores y tengo que ir a hacer un gasto, voy armando y voy viendo que falta, voy a comprar, pero son unos mil, dos mil pesos”.

Los nacimientos pueden ser de distintos materiales y tamaños; según el gusto y la economía de cada persona, los hay desde 50 pesos hasta 2 mil pesos, y estos incluyen el misterio completo que es José, María, los tres Reyes Magos, una mula, un buey, el ángel y un pastor, después se añaden más figuras afirma la señora María Cristina Munguía, quien también es comerciante en el tianguis navideño.

“Hay personas que 50, 70, 100 pesos puede comprar un pequeñito, de 350 otro nacimiento,  y lo más caro ya depende el bolsillo porque lo principal son las figuras que es el misterio de ocho figuras (…) el misterio completo el más caro en 800 pesos lo principal viene siendo José, María, tres reyes, mula, buey, el ángel y un pastor”.

Don Jesús tiene 88 años y ha logrado transmitir la tradición a su familia, cada año hijos, nietos y bisnietos aportan un poco de su creatividad en el nacimiento, destaca su hija Leticia Vázquez.

“Ya somos muchos y cada quien da su opinión, su versión y ya le van poniendo esto y el otro y así entre todos porque somos muchos (…) los nietos, los bisnietos y los hijos, somos ocho hijos y entre todos ponemos un granito de arena”.

El nacimiento de la familia Vázquez es abierto al público, si quieres conocerlo y descubrir el significado de la navidad puedes acudir a la calle Ingenieros de la colonia La Era, muy cerca de la secundaria técnica 1.

Por: Iraí Silva

Scroll To Top