Inicio / Reportajes Especiales / Ser comerciante, ejemplo de esfuerzo y dedicación
Ser comerciante, ejemplo de esfuerzo y dedicación

Ser comerciante, ejemplo de esfuerzo y dedicación

Parece una tarea sencilla, pero ser comerciante implica tiempo, esfuerzo y mucha dedicación, el éxito requiere sacrificios que más tarde se ven compensados con una mejor calidad de vida, así lo refiere el señor Félix Martínez Luna, quien desde hace 28 años se ha dedicado al comercio, principalmente de frutas, verduras y abarrotes.

A lo largo de su vida ha sido responsable de distintos negocios y hace un par de años abrió un local en la Central de Abastos, aunque las cuentas y el trato con el cliente son lo suyo, este establecimiento le ha impuesto nuevos retos, ya que ahora no solo ofrece productos por menudeo, sino que también le surte a fábricas, hoteles y restaurantes. En esta labor las jornadas son largas y pesadas.

“Nuestra jornada empieza  aproximadamente a las 3:30 de la mañana que nos levantamos para llegar al mercado en un promedio de 4:30 a 5:00, posteriormente empieza la corredera, puro correr en el mercado, a comprar y surtir para atender a nuestros clientes, ya que nos dedicamos mucho a surtir a fábricas, hoteles, restaurantes y pues es correr todo el día hasta las 4 de la tarde que cerramos”.

Félix Martínez comparte labores con su familia y para sacar adelante el negocio, el trabajo se hace en equipo, afirma su esposa Esther Rodríguez, quien además de apoyar en el local es ama de casa después de las 5:00 de la tarde.

“En el negocio nos organizamos de manera que pues se comparte el trabajo, se trabaja en equipo, por decir Félix se dedica a comprar, a surtir, Daniel se dedica a surtir pedidos y pues yo apoyándolo en todo lo que se pueda, despachar. Nuestra jornada empieza muy temprano y terminamos muy tarde, para llegar a la casa a las 5:30, 6:00 y pues empezar el trabajo aquí doméstico, labores de la casa”.

Ambos refieren que ser comerciante implica muchos sacrificios, incluso el de disfrutar tiempo con la familia, señalan que en el negocio no hay 25 de diciembre, ni 1 de enero, los 365 días del año hay trabajo.

En la cuestión económica, los comerciantes tienen buenos ingresos y pese a los sacrificios, el señor Félix refiere que lo hace con gusto, situación que en cada negocio que ha tenido le ha dado clientes y éxito.

“El trabajo a fin de cuentas aunque es desgastante pues nos gusta el trabajo, la verdad a mí sí me gusta mi trabajo, el trato con la gente, el servir a la gente, todo en general si nos gusta el trabajo, en general si es desgastante, pero a fin de cuentas lo más positivo es que nos gusta lo que hacemos, el trabajo, el ambiente, sí hay un sacrificio pero nos gusta”.

Respecto a la competencia en el mercado y ahora también con la apertura de más tiendas de autoservicio, los comerciantes indican que ello no afecta a sus ventas, pues la diferencia la hacen la calidad del producto y el precio.

“En general es eso, al cliente, yo creo que le conviene ir porque todo lo va a encontrar de mejor calidad y al mejor precio y fresco sobre todo, apoya a su economía porque mucha gente yo he escuchado que se sorprende de los precios que tenemos ahí a como los encuentran en el centro comercial donde la mercancía es de mala calidad y más caro”.

Los consumidores coinciden con los comerciantes, pese a la cercanía de las grandes tiendas prefieren los tradicionales mercados.

a)“Otra de las ventajas es que ahorro más y cuido la economía de mi familia, lo que compro llega a durarme más de una semana y es uno de los grandes beneficios”.

b)”Es un gran beneficio venir al mercado y yo compro lo de toda la semana y la mercancía me dura todo, no se me echa a perder nada”.

c)”Vengo con mi mamá y se surte para toda la semana en cuestión de recaudo, fruta y carne para toda la semana ya que a veces, la diferencia es que en el súper es más elevado”.

La historia de la familia Martínez es un ejemplo de esfuerzo y dedicación, como esta son miles las historias de personas que día con día dan lo mejor de sí en sus negocios, pues el comercio no solo los ha llevado a salir adelante, también les ha regalado grandes experiencias.

Por: Iraí Silva

Scroll To Top