Inicio / Mundo / Cataluña congela la separación
Cataluña congela la separación

Cataluña congela la separación

Una ambigua declaración de independencia de Cataluña que de inmediato fue suspendida para “abrir negociaciones” con el gobierno de España. Ése es el resumen del esperado mensaje que el presidente Carles Puigdemont trasmitió ayer desde el Parlamento regional.

El diálogo y la mediación ofrecida por Puigdemont fue rechazada por el gobierno español, en voz de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría: “No es aceptable que en el Parlament declare la república ni se puede tolerar que Puigdemont saque conclusiones de la voluntad del pueblo de Cataluña”.

Anunció además que hoy se celebrará una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros para discutir las medidas excepcionales que se aplicarán en Cataluña, como podría ser la activación del artículo 155 de la Constitución que permitiría suspender la autonomía de esta región.

Y quizá para evitar que desde el gobierno de Mariano Rajoy se produjera una reacción contundente, en su discurso Puigdemont hizo arriesgados equilibrios semánticos para no expresar de forma clara que lo que pronunciaba era una declaración unilateral de independencia.

Analistas políticos interpretan que el anuncio es “una declaración unilateral de independencia a plazos” y que su falta de claridad puede obedecer a las presiones recibidas desde las instituciones europeas, que le han recomendado que no declare unilateralmente la secesión, ya que, como expresó el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, eso “haría imposible el diálogo”.

Los planes independentistas también cuentan con la oposición de las poderosas estructuras empresariales catalanas, que en los últimos días han anunciado que se van de Cataluña a causa de la “inestabilidad política”.

 

Excelsior

Scroll To Top