Inicio / Cultura / María Cristina García Cepeda, nueva titular de la Secretaría de Cultura federal
María Cristina García Cepeda, nueva titular de la Secretaría de Cultura federal

María Cristina García Cepeda, nueva titular de la Secretaría de Cultura federal

La ex titular del Instituto Nacional de Bellas Artes tomó ayer posesión como nueva secretaria de Cultura, en una ceremonia privada con el secretario de Gobernación.

 

Un trabajo trasnversal para garantizar la preservación del patrimonio artístico y cultural de México, acciones para que los beneficios de la cultura lleguen al mayor número de mexicanos y una labor “muy de cerca” con los creadores, los promotores culturales y la academia.

Estos son los compromisos que asumió ayer la nueva titular de la Secretaría de Cultura, María Cristina García Cepeda, tras tomar posesión hacia las 15:30 horas en la sede de la dependencia federal ubicada en la colonia Guadalupe Chimalistac.

García Cepeda, hasta ayer directora del Instituto Nacional de Bellas Artes, sustituye en el cargo al escritor e historiador Rafael Tovar y de Teresa, fallecido el pasado 10 de diciembre, quien fue el primer titular del organismo creado el 18 de diciembre de 2015.

Ante el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y una veintena de directores de área, la promotora cultural admitió, en una ceremonia a puerta cerrada, que esta Secretaría implica una gran responsabilidad.

Asumo el cargo con la convicción de que el arte y la cultura contribuyen al desarrollo integral de los mexicanos y que es el espacio de diálogo más franco de nuestra sociedad tan diversa”, afirmó.

Están aquí los funcionarios de la secretaría que brindaron un apoyo decidido y comprometido al secretario Tovar. Yo reconozco en todos ellos un gran profesionalismo y los invito a que sigamos trabajando por el compromiso que la Secretaría tiene con nuestro país”, agregó.

Quien posee una experiencia de más de 35 años en el sector cultural asumió el compromiso de continuar trabajando con el Programa Especial de Cultura y Arte, “planteado por el presidente Enrique Peña Nieto y que ya había iniciado en esta secretaría Rafael Tovar. Vamos a enriquecer ese programa”, indicó.

Antes de darle posesión oficial, Osorio Chong reconoció la “gran labor” que Tovar y de Teresa desempeñó como primer titular de esta dependencia. “Fue un funcionario público ejemplar, un distinguido académico y un incansable promotor de la cultura. Su labor fue fundamental en la construcción de las instituciones de nuestro país en este ámbito”.

También destacó la trayectoria de García Cepeda. “Se trata de una mujer que durante más de 30 años se ha desempeñado en el servicio público, impulsando las expresiones artísticas y culturales que dan identidad a nuestra nación.

Como señaló el señor Presidente, su labor será consolidar las acciones y políticas que desde aquí se realizan para preservar, promover y difundir el patrimonio y la diversidad cultural del país. Es una secretaría joven, pero muy importante para México y su trascendencia dentro del mundo”, concluyó.

La noticia del nombramiento de Maraki, “como es ampliamente conocida entre sus colegas”, estuvo a cargo del presidente Enrique Peña, quien al mediodía le tomó protesta en la Residencia Oficial de Los Pinos.

García Cepeda se convierte en la primera mujer en encabezar esta joven secretaría. Estoy seguro de que en su labor ella contribuirá y continuará el gran trabajo de nuestro amigo Rafael Tovar y de Teresa, quien como diplomático, abogado, historiador y ensayista, comprendía que la cultura es nuestra fuente de identidad y proyección hacia el futuro”, dijo el mandatario.

Destacó que “la nueva titular de esta dependencia tendrá como encomienda principal consolidar la Secretaría de Cultura en lo administrativo y en sus políticas y programas en curso. Al hacerlo, deberá atender las necesidades de la comunidad cultural al tiempo de promover la cultura mexicana dentro y fuera de nuestras fronteras.

La nueva secretaria también continuará promoviendo el acceso de todos los mexicanos a las máximas expresiones culturales del mundo e impulsar el talento de los artistas y creadores del país”, aseguró.

 

RETOS Y PENDIENTES

García Cepeda toma las riendas de una secretaría en formación que posee numerosos retos y pendientes. Creada prácticamente hace un año, la dependencia número 18 del gobierno federal acaba de publicar su Reglamento Interno, el pasado 8 de noviembre, en el Diario Oficial de la Federación.

Tras un primer año de existencia marcado por la incertidumbre de la enfermedad de su primer presidente, Rafael Tovar, y la elaboración y aprobación de su Reglamento Interno, aún hace falta nombrar a los titulares de las dos nuevas subsecretarías que se crearon y de los institutos nacionales de Bellas Artes (INBA) y Antropología e Historia (INAH), así como nombrar o ratificar a los 12 directores que conforman la estructura del organismo.

La nueva timonel del ramo enfrentará también un sensible recorte en el presupuesto, ya que la Secretaría de Cultura federal tendrá una reducción de 35 por ciento con respecto a 2016.

La Cámara de Diputados aprobó para 2017 apenas tres mil 593 millones de pesos, con los que deberá operar la dependencia, identificada en el Ramo 48, lo que significa una reducción de mil 926 pesos con respecto a los cinco mil 343 millones de pesos que el organismo recibió el año pasado. A todo el Ramo 48, los diputados asignaron un presupuesto de 12 mil 428 millones de pesos, es decir, una reducción de 21.1 por ciento con respecto a los 15 mil 254 millones de pesos con los que la cultura contó en 2016.

Entre los pendientes que Rafael Tovar no pudo resolver durante los últimos cuatro años de su administración –primero al frente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y después a cargo de la naciente secretaría–, se encuentra la conclusión de las obras de remodelación de los Estudios Churubusco y de La Ciudadela.

Además de las constantes goteras en la Biblioteca Vasconcelos, un declive en la calidad y la oferta de la ópera nacional, el uso indiscriminado de los espacios públicos como la renta del Palacio de Bellas Artes para presentaciones privadas y la falta de mantenimiento y protección de sitios arqueológicos.

Sin mencionar la construcción del Museo de Arte Rupestre en Baja California Sur, que se anunció  en el 25 aniversario de Conaculta.

 

CUATRO DÉCADAS DE FUNCIONARIA

La trayectoria de María Cristina García Cepeda (Cd. de México, 1946) como funcionaria pública es de más de 40 años. Aunque carece de grado académico, su carrera profesional  inició en 1970 como directora de Relaciones Públicas del Banco Nacional de Fomento Cooperativo, que hoy es Fonart.

Con 31 años de edad, fue coordinadora de Ferias y Exposiciones Internacionales del Instituto Mexicano de Comercio Exterior, y subdirectora de Difusión y Relaciones Públicas del INBA, cuando Juan José Bremer era director. Durante el gobierno de Miguel de la Madrid, cuando Bremer dirigía la entonces subsecretaría de Cultura en la SEP, García Cepeda fue titular del área de Divulgación de la Cultura, entre 1983 y 1985.

En 1985 trabajó en el Consejo Nacional de Recursos para la Atención de la Juventud como directora de Fomento Cultural y Relaciones Internacionales. Entre 1988 y 1990 fue directora general del Festival Internacional Cervantino. En la década de los 90 fue cuando se integró al equipo de Rafael Tovar y de Teresa, y de 1990 a 1994 trabajó como secretaria ejecutiva del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca); luego se desempeñó como secretaria técnica del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes hasta el año 2000.

Dentro de su labor en el Fonca, participó en la creación del Sistema Nacional de Creadores en 1994. En 2000, García Cepeda fue nombrada coordinadora ejecutiva del Auditorio Nacional. Durante su gestión, el recinto obtuvo la certificación ISO 9001-2000 en todos los procedimientos que integran su sistema administrativo del organismo.

En noviembre de 2010 recibió la condecoración de la Cruz de la Orden de Isabel la Católica que otorga el gobierno de España. Y en 2012 fue designada por Rafael Tovar y de Teresa como directora general del INBA. Cargo considerado el escalón previo al sillón de la Secretaría de Cultura. Ahora recibe una institución naciente con un presupuesto de 860 millones de dólares.

ENTRE POLÉMICAS

La entrada de Maraki (apócope con el que se conoce) al INBA en 2012 inició con la revelación de que no cuenta con un grado académico. Fue por un error de la Secretaría de Educación Pública que en su página web y boletín de prensa presentó a García Cepeda como doctora; eso provocó que se cuestionara su trayectoria académica.

En el Registro Nacional de Profesionistas de la SEP no hay cédula profesional que acredite ni la Licenciatura, la Maestría o el Doctorado de la entonces directora del INBA. El propio Instituto señaló que García Cepeda no tiene el grado de doctora, pero tampoco especificó si cuenta con un título académico.

Entre las polémicas de Maraki durante su gestión en el INBA destaca el concierto privado que Mijares realizó en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes en septiembre pasado. La funcionaria primero dijo mediante un comunicado que estaba en contra del espectáculo, y días después en conferencia de prensa acompañado de Rafael Tovar y de Teresa aceptó que el cantante era de su agrado.

También se le criticó en su momento por usar para beneficio propio las instalaciones de masaje de la Coordinación Nacional de Danza.

 

 

Fuente: Excélsior

Scroll To Top